Pelear y Paz

Al final pelear, física o verbalmente, es otro tipo de masturbación, una que si viene cargada de culpa y una que si es fomentada por la sociedad. Pelear es síntoma de que no se pensaron bien las cosas, de que hace falta ver algo mas. El que vive en la pelea pierde el tiempo de buscar respuestas y cosas reales. Es un pozo que se vuelve cada vez mas profundo y lodoso. Es cuando las lágrimas y los falsos valores llenan el agujero cuando la sensación de angustia despierta el último pedido por cosas reales. La paz nunca llegará por la lucha, mas bien por la resignación y sobre todo por el conocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *