El Universo y Soles que Explotan

El Universo esta lleno de Hidrógeno, las estrellas arden por fusión (combinan dos átomos de hidrógeno para formar Helio) con temperaturas extremadamente altas. Se libera energía, millones de veces por segundo, con la potencia de miles de millones de bombas atómicas... ese es el brillo. Y cuando el Helio  se termina vuelven a combinar (a mas temperatura) y se forma Oxígeno, Carbono... y la lista sigue. Al explotar, cuando el calor no es suficiente y la gravedad no da para mas, y el oxígeno y otros componentes son demasiados para mantener la fusión todo revienta y se desparrama por el Universo... formando nuevas estrellas, planetas... y vida.
El Universo esta lleno de Hidrógeno, las estrellas arden por fusión (combinan dos átomos de hidrógeno para formar Helio) con temperaturas extremadamente altas. Se libera energía, millones de veces por segundo, con la potencia de miles de millones de bombas atómicas… ese es el brillo. Y cuando el Helio se termina vuelven a combinar (a mas temperatura) y se forma Oxígeno, Carbono… y la lista sigue. Al explotar, cuando el calor no es suficiente y la gravedad no da para mas, y el oxígeno y otros componentes son demasiados para mantener la fusión todo revienta y se desparrama por el Universo… formando nuevas estrellas, planetas… y vida.

El amor es químico, la luna es un montón de roca flotando por fuerza gravitatoria en medio de la nada. Esa misma nada en la que viaja la Tierra y el sistema solar a miles y miles de kilómetros por hora… no somos el centro del Universo. No hay demonios que causan enfermedades, no hay fantasmas, fuimos siempre nosotros.

Ahora, ¿voy a dejar de sentir amor porque es químico? ¡No!. de hecho cuanto mas descubrimos sobre cómo funcionan las cosas, al contrario de lo que piensa mucha gente, lo apreciamos muchísimo mas. Estamos hechos para eso, para amar y para indagar, y la historia y la ciencia nos han demostrado que avanzamos más como especie con esas dos características que sin ellas. De hecho el amor y el hacerse preguntas son muy buenas brújulas. La luna no deja de ser algo maravilloso, romántico y espiritual… al fin y al cabo somos parte de lo mismo. Y que la tierra y nosotros no tengamos nada de especiales en la ubicación espacial no nos quita, en esa inmensidad, nada de importancia. Pero nos vuelve relativistas y humildes. ¿Es eso algo malo?

Entonces, ¿queremos seguir creyendo en cosas que no son, porque son mas reconfortantes? o nos vamos a arriesgar a conocer mas. Claro, es de doble filo… pero para los que dan ese primer paso no hay decepción ya que uno se da cuenta que la magia no existe… y al mismo tiempo se da cuenta de que hay algo mucho mas mágico y comprensible, mas grande, mas espiritual que cualquier creación humana. Sobre todo cuando nos damos cuenta que los mismos componentes de nuestro cuerpo, células, órganos, los químicos del amor, la luna y todo vienen del mismo lugar, de algo mucho mas grande que nosotros, del Universo y soles que explotan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *