Otra compra que salió mal

Motorola L6 Costa RicaSigo insistiendo que la calidad de servicios en Costa Rica ha llegado a punto crí­tico.

Hoy después de unos 40 días después de la compra puedo tener mi celular nuevo. La historia es asi:

A finales del 2006 compré un celular, voy a omitir lugares (salvo que me contacten) para no promover a nadie. La primer frustración ocurrió cuando al mostrar mi cédula de residencia me informaron que no podían venderme la linea. Compre igual el celular.
Durante una semana de perder un totalde 8 horas en vueltas y con la ayuda de mi esposa logramos conseguir una linea GSM del ICE en un local de Metrocentro, previas quejas y visitas a la oficina de la Defensorí­a del Consumidor (donde fuimos muy bien atendidos). El problema, que llegó a la contraloría de servicios del ICE fue que: el ICE no tiene suficientes lí­neas GSM y la información que ofrecen sobre la disponibilidad de las mismas es casi nula. No se sabe cuando va a haber disponibilidad aunque ellos promocionas el servicio por Internet y en sus oficinas. Nos enteramos que en el primer local, donde se hizo la compra del aparato, me tendrían que haber vendido la línea de todas formas y además, el segundo local, donde se compro la linea no le quiso dar la linea a mi esposa (aunque si sela llegaron a facturar) porque ella no compro un aparato con ellos… es decir: monopolizar y especular con la escaces de lineas del ICE. Además de que ella tuvo que perder tiempo porque a mi, como extranjero, a pesar de ya tener cinco años en el país y mi residencia al dia, no pude conseguir.

Con eso debería ser suficiente… pero no. Al instalar la línea encontré una mancha en el Motorola L6. Envié el apaprato a garantías en el primer local y al mes me informaron que no le encontraron nada. Durante ese mes tuve celular gracias a un celular de cambio que me ofrecieron. Después de otra semana más visitando el local y averiguando logré que me cambiaran el celular para descubrir que la calidad del mismo es deficiente. Un Motorola L6 de 84000 colones tiene una pantalla de LCD de muy mala calidad. Desde ya no lo recomiendo aunque el aparato si sea bueno. Es increi­ble como para tener algo que funcione bien, ni siquiera espectacularmente haya que gastar mas de 110000 colones.
Viendo que el cambio de celular si solucionaba la mancha cuando cuando la pantalla esta con colores pero sigue mostrando un fondo irregular y que se nota cuando la pantalla esta en negro y teniendo en cuenta que aunque el soporte técnico y el dueño del local negaron que el equipo está defectuoso pero gracias a la ayuda y la buena voluntad de la muchacha que atiende el local decidí poner los colones extra y comprar un modelo más caro: un Motorola L7.

En definitiva aprendí­ varias cosas: hay que quejarse por lo más mí­nimo ya que la calidad de lo que se vende es inferior a lo que uno espera. Antes de la compra hice mi “tarea” investigando en Internet… los precios y la calidad de los productos varí­a muchísimo… pero los precios no. De hecho esto es relativo ya que el precio del Motorola L6, en Costa Rica, segun lo averiguado van desde los 70000 hasta los 110000 colones. Un solo modelo!

Otro dato interesante es Internet y la información. En la oficina del consumidor nos informaron que tanto el vendedor de la línea como el del equipo son locales de celulares que son casi clientes del lugar ya que reciben infinidad de quejas. Teniendo ese dato en cuenta decidí buscar en Internet información sobre ellos… y de hecho, el que vendió el celular en la primer página de Google tiene dos puestos de páginas con quejas y denuncias formales. Definitivamente nada bueno para la presencia en Internet. Aunque lamentablemente a muchos locales parece no importarles ni la imagen ni la calidad y mucho menos la fama que se hacen mientras vendan y se aprovechen de la ignorancia de los consumidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *