Se nos acaba el tiempo

Elecciones Chile 2013: abstencionismo + nulos + blancos = 50%. Segunda ronda, casi un 60% de abstencionismo + nulos + blancos. Título en media “Contundente victoria de xxxx”. ¿Contundente? ¿Mayoría? ¿Democracia? Como dicen por ahi, cuando todo es infierno o marea alta es lógico decidirse por “lo menos pior”, pero uno no deja de preguntarse, en un mundo de posibilidades, por qué llegamos a un punto en donde todo se reduce a tan pocas opciones. Pero al parecer, hacerse estas preguntas lo convierten a uno en un incómodo, en oveja negra. Tanta gente que es buena para sacar un buen insulto de la manga, manipular, joder la vida y vivir en el “yo hago mi vida”, sacando pecho a las adversidades personales y privadas pero a la hora de ver un futuro en común se doblegan feo ante el miedo. Y ahora, “a rezar por Venezuela” mejor no recemos y aprendamos, porque la cultura, que es la que define la actitud contra los problemas generales, puede ser un poco diferente, pero el sistema económico, que es el que rige al político, es el mismo para todos. Entonces no importa la dirección política, si seguimos por el menos peor, sin entender cómo es el juego, vamos a terminar de una manera similar. El molde esta puesto, y de la misma manera que China (a pesar de ser “comunista”) no es menos capitalista que EEUU, EEUU no es menos dictatorial que Venezuela, solo tienen una cultura diferente, pero los estados policiales, la falta de libertad, la intolerancia, el “no mire para los costados”, el “comunismo”, la inflación, es parte del molde que se repite. Ademas: Argentina, Grecia, España, Ucrania, todos bajo el mismo sistema económico. Todos los sistemas políticos (independientemente de la cultura) atados a bancos centrales, mundiales y las mismas decisiones políticas de “infierno o marea alta”, “el menos peor” y “esta es la única manera”. Vean el resultado y aprendan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *