La Estupidez de Prohibir

El gobierno, y las personas deberíamos volver a evaluar la efectividad que tienen las prohibiciones sobre el bienestar de la población.

Partamos de la base de que prohibir algo no es en si una solución. Si hay muchos robos, por ejemplo, prohibir robar no esta haciendo absolutamente nada por solucionar el problema, mucho menos en prevenirlo. La idea de que una prohibición o un castigo tienen alguna influencia preventiva es algo que se ha estudiado en las últimas décadas con resultados extremadamente relativos. Si queremos algo efectivo, los estudios nos muestran que hay que buscar por otro lado.

Escasez

La escasez es la madre de todas las leyes. Y hay necesidades. Siguiendo un ejemplo que menciona el ingeniero social y futurista Jacque Fresco: si todo el mundo tuviera un limonero en su casa, el precio de los limones sería absurdo, la gente los regalaría. Por el contrario, supongamos que hubiera un hongo que atacara a los limoneros de todo el mundo, los limones serían algo escaso, raro. El precio por unidad sería alto. Oferta y demanda en acción. Fuera del contexto económico es una realidad. Lo que cuesta encontrar, cuesta conseguir.

Hay necesidades. ¿Qué pasaría entonces si no hubiera limones? mucha gente piensa: “Si no hay o no pueden pagarlos, que no lo hagan entonces”. Un punto de vista entendible y justificado… pero solo si uno esta del lado en donde la escasez no es tan evidente.

El problema en si es la escasez. Saliendo de lo hipotético tenemos todas las herramientas, desde los recursos, pasando por lo mental hasta nuestra tecnología y visión a futuro para que muchos de los problemas actuales no existan… pero ahi estan. ¿Qué pasa entonces?

Cuando un problema se va de las manos, como por ejemplo el tema de que haya muchos vendedores ambulantes en las calles de San José. ¿Cual es la “solución” del gobierno? Prohibir. ¿Qué soluciona? Nada.

Aclaremos que hay un conflicto de intereses. En un país donde existe, por lo menos un leve porcentaje de desempleo, prohibir el trabajo es algo contraproducente. Es decir, uno puede cuestionar la calidad, lo que se vende, las quejas de la gente sobre el tema… pero la realidad es clara, si no hay trabajo la gente va a hacer lo que tenga que hacer para tenerlo. Nuevamente: hay necesidades.

Fuera de eso hay un abanico complejo de matices, casos, excusas y problemas. Pero prohibir no es una solución, es meramente eso, una regla. Ademas atenta contra las libertades. Si esas causas estuvieran satisfechas, partiendo de la base que tenemos los recursos y tecnologías para que esto sea así; el problema no pasa por una cuestión de elección, como mucha gente cree, sino de marginación. Aclaremos esto: nadie quiere ser pobre, nadie quiere tener el stress de no saber si se va a llegar a fin de mes. Por el contrario, todos queremos hacer algo útil y disfrutar la vida. Esta en nuestra naturaleza, la naturaleza real del ser humano, querer prosperar, nos sentimos bien cuando hacemos las cosas bien y nos sentimos mal cuando hacemos lo contrario… pero a veces nos acostumbramos pensando que fue lo mejor que pudimos hacer dadas las posibilidades. Pero entonces… !Cambiemos esas posibilidades!

En esa posición el gobierno si tiene una responsabilidad mayor… ellos son los encargados, los que están un poco mas arriba de la pirámide, tienen mas recursos, mas acceso. De hecho tienen el deber constitucional de velar por el bienestar del pueblo.

Problemas

Todos debemos cooperar. Pero violar libertades y prohibir no solamente no ayuda con los problemas sino que crea mas: empujando a minorías a la ilegalidad y gastando recursos de la mayoría para hacer cumplir esas prohibiciones.

Resulta que en Costa Rica, país con una amplia cultura de ciclismo ya no se puede practicar en pista. ¿Cómo pretendemos mejorar en el deporte si no hay en donde practicar? “Existe un velódromo” dicen algunos. ¿No pretenderán que todo un país ciclista se reparta en uno o dos puntos del país, verdad?
Ahora esta el problema de los piques, de los vendedores ambulantes y hay otros no tan visibles como el de bandas de diferentes géneros que no tienen en donde tocar. Un caso que conozco mas por ser parte de esos grupos.

Haciendo un paralelismo. Cartago es una provincia con tendencia a esta escasez que genera problemas y minorías de todo tipo. Ya es discutible que sea la segunda provincia más importante. En lo musical no hay muchos lugares donde tocar de acceso general. ¿Cuáles son los problemas? generan mucho ruido, no hay permisos o el clásico “esta prohibido”, por diferentes razones administrativas. Sin embargo hay una necesidad de hacer música… de hecho es un círculo vicioso. Si volvemos al desempleo, a los problemas sociales, la segmentación, la desigualdad y los problemas cotidianos, la música siempre ha sido un escape necesario y un medio de difusión y canalización de estos problemas con una misma raíz, la escasez misma. Entonces ¿cómo pretendemos frenar esta escasez… con mas escasez?

Otro ejemplo: si la comida faltase… ¿qué se logra con prohibir robar? el problema sigue ahi, creciente. Es grave confundir soluciones con parches.

Aclaremos que, volviendo al ejemplo de la música, muchos problemas como el ruido tienen una solución tecnológica que no es accesible por cuestiones económicas. Sigue el círculo vicioso. Entonces si vamos entendiendo como se están apilando problemas sobre problemas, promover las prohibiciones solo es apagar fuego con fuego.

Soluciones

Todos deberíamos cambiar esa mentalidad de castigo y prohibición y empezar a enfocar todos nuestros recursos, tanto los mentales como los de acción, de recursos y tecnología, en empezar a solucionar los problemas base de escasez. Desde lo local a lo regional. Todo. De lo contrario, con mas segmentación lo que vamos a lograr es mas desigualdad, mas problemas, menos margen para soluciones y mas conflictos… ya que cuando las diferencias se hacen grandes y no podemos pensar fuera de nuestro contexto, los problemas se salen de control. Como esta pasando en Ucrania o Venezuela. Veran… independientemente del sistema de gobierno, del color político, todos vivimos bajo el mismo sistema económico… y todos los problemas tienen la misma raiz: la escasez. Entonces, si tenemos los medios mas bien hay que cambiar las leyes y las reglas del juego para buscar soluciones eficaces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *