Dejen de enforcarse en la persona

Hay un video de Steve Jobs en el que habla sobre “Conectar los Puntos”, siempre lo recomiendo. Muchas personas tuercen la cara en una mueca. No entienden que al no ser santo de mi devoción comparta algo de él. Y de eso se trata la entrada de hoy. Tenemos que aprender a desenfocarnos de la persona y aprender a analizar lo bueno y lo malo, pero sobre todo, el entorno. Si no podemos hacer eso pasan dos cosas: 1) perdemos la oportunidad de sacar algo bueno de alguien con el que no estamos de acuerdo y 2) nunca vamos a entender más allá de las limitaciones de nuestros propios prejuicios.

Hoy vi una foto de dos comentarios del Presidente de Costa Rica. Uno durante su campaña y otro casi dos años después:

Comentario / Titular 1: “Vamos a eliminar consultorías del Gobierno”.

Comentario / Titular 2: “9 instituciones triplicarán su gasto en consultorías en 2017”.

Primero, aclaremos que si el segundo titular enoja, hay que ejercitar un poco la lógica. En ningún momento se ven cifras. No hay más datos. La primera es un comentario, no se sabe cuánto va a eliminar. Y la segunda habla de un puñado de instituciones, no se saben ni cuales. Y muchas personas ademas relacionan consultorías con plata tirada a la basura. Obviamente, si son mal llevadas, sí. Pero las consultorías son algo necesario. ¿Serán 9 instituciones que estan pasando por procesos de modernización? Porque en ese caso es hasta normal que haya consultorías.

Pero bueno, volviendo al tema. Lo que más me llamó la atención, ademas de los dos títulos sacados de contexto fueron los comentarios del tipo “Este es el pseudo presidente que tenemos”.

Se enfocan en el presidente. Pero TODOS los presidentes han hecho lo mismo. A lo largo de la historia de la democracia. Siempre prometen en campaña y después no todo lo que prometen se cumple.
Me parece una distracción, tener que pasar período tras período por lo mismo sin llegar a nada.

¿No sería más sano frustrarse en vez de estallar en ira para que al final nos cansemos y empecemos a ver qué es lo que realmente anda mal? Es decir, si todos hacen lo mismo, pero solo nos enoja el actual o el actual que es del partido opuesto al que apoyo. Entonces veamos cuáles son las causas que provocan que el problema se repita una y otra vez. Sería más útil.

Otro ejemplo que últimamente uso cuando salen estos medio debates es el de Hitler. El famoso “Si pudieras volver el tiempo atrás, matarías a Hitler para evitar la matanza de millones de judíos o usarías el súper poder para algo mas egoísta”. Acá volvemos a la falta de lógica e información. Aun dentro del supuesto que retroceder en el tiempo fuese posible, estoy casi seguro que matar a Hitler no hubiese cambiado mucho el panorama. Es más, no creo que hubiese mucha diferencia matándolo de niño, de adolescente o un año antes de la Segunda Guerra Mundial. ¿Por qué? Porque al igual que con los comentarios de las consultorías, el problema está en el entorno. Hitler o quién hubiese sido su similar en una línea de tiempo paralela siempre serán piezas en un juego mucho más grande. Ojo, quizás no hubiera sido otro Hitler, quizás hubieran sido dos o tres o conflictos mas divididos.

Hay que entender las condiciones que llevaron a crear Hitlers o políticos en sistemas políticos ineficientes. Pueden borrar a Hitler de la historia y aun así estaría el hambre, la falta de empleo y las condiciones socio económicas que llevaron a la Segunda Guerra Mundial. Quizás otro personaje, producto de esa ineficiencia, hubiera culpado a la economía misma y hubiese creado conflictos para oponerse al régimen mundial. ¿Acaso eso no fue lo que hicieron los rusos después de la guerra?

Creo que es digno de sacar tiempo y analizar el entender cuáles fueron los factores reales y no poner todo sobre un personaje. Claro, vende más, además de que Hitler es un personaje complejo y de muchos matices. Y eso me lleva a otro punto. Hay que aprender a ver las cosas sin miedo. Muchas personas quedan fascinadas por la capacidad de oratoria de Hitler y su capacidad para manipular. Y en conversaciones la gente se horroriza y empieza el ataque “ah, ¿es que apoyas lo que hizo?” o “¿Cómo te va a caer bien ese hijo de puta asesino?”. Igual que con el titular de las consultorías, se asumen cosas. El que sea fascinante una faceta de alguien o algo, no implica que se guste el todo. ¿Se entiende?

Neil deGrasse Tyson en varias entrevistas en las que se toca el tema de roles y ejemplos a seguir menciona justamente eso: que tomemos lo mejor de cada persona… y no a la persona en sí. Es fácil idolatrar y después decepcionarse. Pero en realidad hay que aprender de lo bueno (y aplicarlo a cosas buenas) y el resto analizarlo para no repetirlo. Es un hábito sano. Es lo que le falta a las personas para entender a muchos personajes. Como a Diego Maradona… mucha gente todavía no puede separar al genio del fútbol con el adicto a las drogas. Y eso es porque no entienden la relación de las dos cosas. No se entiende el contexto. Los cómos y los porqués.

No entender estos mecanismos y llegar a conclusiones más acertadas son las que nos llevan por mal camino, a satanizar, a poner todos los problemas en una sola persona y eso siempre lleva a lo mismo: a repetir los mismos errores. Es por eso que un Trump puede llegar al poder o por qué las personas no pueden soportar a Fidel Castro pero idolatran a un Obama que no desmanteló Guantánamo, una prisión fuera de la ley que promueve la tortura y que está instalada en la mismísima Cuba.

Mejor analizar y aprender y tomar lo mejor de cada persona. Y lo peor, entenderlo aún más, para no repetir los errores del pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *