Mas que video juegos

Recuerdo dos episodios puntuales que dieron inicio al gusto por los video juegos . Uno en la casa de mi amigo Oscar, del que no supe nada mas después de que, con mi familia, nos mudamos de barrio y escuela. Recuerdo que en la casa de Oscar se tomaba mucha Coca Cola pero además tenían un Atari. Donde ocasionalmente jugábamos Pitfall y Jungle Hunt.
Estas eran las épocas pre PC y Mario todavía no existía.
También estaba Juan Pablo y creo que esta fue mi primer experiencia con una computadora. Jugando en su casa él me señala un armario con puerta de vidrio y me pregunta ¿Sabes qué es eso? A lo que yo medio teniendo una idea recuerdo haber respondido que parecía una máquina de escribir. Era una Commodore 16.

De ahí todo fue en declive… en la escuela. Supongo que hoy día me hubieran diagnosticado con TDAH (Trastorno de Déficit Atencional con Hiperactividad) por pasar de ser un buen alumno a un irresponsable. ¿Qué iba a hacer? todavía faltaban un par de décadas para convertirme en un crítico del sistema educativo pero ya estaba viviendo la problemática sin saberlo. ¿Cómo puede un niño de 10 años, expuesto a semejante estímulo cognitivo, no desentenderse de un sistema que básicamente no cambió en mucho desde el siglo XIX, cuando fue inventado?

Después de eso llego la primer computadora a la familia, una Commodore 64. Después una 128, después una XT, una AT y ya después vinieron las PCs modernas. Pasando por diferentes experiencias de entretenimiento digital, comprar mi primera computadora con el sudor de mi frente, etc.

Maniac Mansion y Monkey Island

Este es un punto de inflexión en la vida de muchos gamers. De pasar de plataformas / arcades a algo mas interactivo, con la capacidad de seleccionar acciones y tener cierto control del jugador. Todo esto envuelto en una trama de misterio con personajes que seguirán siendo la delicia de muchos niños ochenteros. Eso es lo que mi generación tiene grabado de épocas tipo Volver al Futuro que a mi manera de ver las cosas son bien retratadas en películas como Toy Story. Creo que solo a esa edad, 8 – 12 es donde, junto con amistades o solos frente a la pantalla, podemos sumergirnos a ese nivel de experiencia con este tipo de historias. Quizás somos una de las últimas generaciones en darle importancia a los libros, pero también es cierto que parte de esa experiencia mutó en video juegos como Maniac Mansion. O Monkey Island, dándonos la “libertad” de explorar una o mas islas y “andar por ahi”. Quizás estos juegos triunfaron en parte porque en la vida real ya empezaban a estar los peligros y la falta de libertad de movernos libremente. Lamentablemente el mercado se encargó de matar este tipo de juegos cuando comenzó a tratarlos como una tendencia o éxito comercial. Muchos dicen que los dejaron morir. Una lástima.

Doom I y II

Recuerdo dos o tres puntos en mi pre adolescencia y adolescencia en donde sentí cierto temor ante algo “oscuro”. Cuando conocí el arte de H.R. Giger, cuando escuché por primera vez Master of Puppets de Metallica y cuando juegue Doom por primera vez. ¡Es genial! con un poco de inmersión uno esta ahi, en ese medio infernal. El 3D estaba en pañales, pero eso no era una limitante (ni el hardware) para tener villanos de mas de 4 metros de altura persiguiéndonos entre columnas gravadas con pentagramas.

Con este juego también empecé a mezclar música mientras jugaba. Para mi, la banda de sonido de este juego es Dehumanizer de Black Sabbath. Y el tema The Animal de Steve Vai. Cuando empieza Doom II y uno anda por pasillos y por esas zonas en las que atrás de los muros se ven árboles, The Animal suena en mi cabeza.

Grand Prix 1, 2 y 3

Desde los 11  o 12 pasé horas con varios amigos jugando carreras de F1. Estos juegos empezaban a agregar puntos mas serios de modificación que hacían que la competencia y la interacción se mueva a otro nivel. Todavía me pregunto, como en una programación digital, con sus cliches, mi amigo Fran podía agarrar las curvas mejor que yo con el mismo setup. Es decir, qué tan diferente es la interacción de un programa, hoy considerado simple, con una persona. Digno de análisis.
Jugamos tanto a este juego que recuerdo una noche que me quedé a dormir en su casa; todavía escuchábamos el ruido del motor del fórmula uno en los oídos. O el famoso comentario unos años después, ya con licencia de manejar de verdad: “¿No te imaginas cuando vas manejando que el cordón de la vereda es el pianito? ” Lo cual hoy día despertaría la visita a un psiquiatra, pero en ese momento era causa de carcajadas.

X-Com: Terror From The Deep

Otro juego, de los pocos que terminé, que siempre tendrá el Ozzmosis de Ozzy Osbourne como banda de sonido oficial en mi cabeza. Por cierto, ese disco, que se nota que fue medio experimental, sigue siendo uno de mis favoritos de Ozzy, aunque no se lo reconozca como uno de sus puntos fuertes en su carrera. Para mi calza con el juego, como anillo al dedo.

Quake III Arena

Mi amigo Ernesto me regaló una copia de Quake 3 cuando tenía 19 años. En unos días quedamos atrapados. Y ya metido en el ambiente de computación y haciendo unos pesos con eso; me llamó la atención la opción de abrir el juego en Internet.
Algunas personas dicen que ese fue uno de los primeros servidores públicos de Q3 en Argentina. No lo se. Lo que si se es que ese juego no solo nos llevó a hacer nuestro primer clan de juegos sino que en mi caso despertaría nuevamente la curiosidad en la programación, cosa que la secundaria se había encargado de casi desaparecer. Conocí amistades con las cuales aun tengo cierto contacto, a pesar de la distancia; y me llamó poderosamente la atención el tema de foros y comunidades. Al punto de conseguir un libro en línea sobre programación PHP y MySQL y es el día de hoy que todavía trabajo de eso. En el medio cree una comunidad en línea, jugué hasta el hartazgo, aprendí muchísimo y adquirí conocimientos tanto en lo profesional como en lo social que dudo haber podido conseguir en otros ámbitos.
A todo esto es importante marcar el apoyo y la libertad que nuestros padres nos dan para todo esto. Lleva tiempo y dinero. Otros padres me hubieran dicho que no malgaste el tiempo en “lo’ juegito'” y no estaría escribiendo estas líneas.
También el aspecto social de los video juegos. Muchas personas asocian video juegos con encierro y ser un geek hermitaño. Cosa que es verdad 🙂 pero muchas veces desemboca en cosas mucho mas sociales como las mismas comunidades, conocer personas con los mismos intereses y salir. No fue mi caso, pero muchas parejas vivieron felices para siempre (por lo menos hasta este presente) gracias a los video juegos, mucho antes de Internet / Facebook.

Clive Barker’s Undying

Me obsesioné con este juego. Uno de los primeros juegos de terror de verdad. De los que el reto era jugar de noche y con auriculares. Más de uno se llevó unos buenos sustos. Increíble juego. Hasta escribí un review extenso en su momento, para el portal que había creado con unos amigos. Lamentablemente lo perdí en algún respaldo.
Para mi sigue siendo una obra maestra y uno de esos juegos que debería haber tenido mas exposición. La historia la había escrito Steven Spielberg pero oscurecida por Clive Barker y transformada en video juego de una manera magistral a pesar de que ya estábamos en las épocas en que Electronic Arts y otras empresas, sacaban juegos bajo la presión económica con bastantes pulgas y problemas.
Lamentablemente, aun teniendo buenas críticas y seguidores de culto, la empresa nunca quiso ni sacar secuelas, ni el esperado modo multiplayer… ni mucho menos soltar código… ¡ni el arte! para que los fans pudieran hacer algo al respecto. Me pregunto qué tanto habrá influenciado ese tema a mi aberración por las leyes de derechos de autor.

Lord of The Rings Online

Wow… exclamación, no WoW 😉 este juego significa mucho para mi, no es solo que me gustara (y me gusta) porque combinaba El Señor de los Anillos con los video juegos y el vicio que representan los MMORPG sino que fue mi anti depresivo, mi psicólogo personal, durante dos o tres años de mi vida. Fuera de lo bueno este juego me tuvo en otro mundo (casi literalmente) y me dio, además de inmensas satisfacciones y grandes frustraciones en lo virtual, una lección de primera mano sobre la relación entre depresión y adicción a los video juegos.
Estaba pasando una época difícil en lo personal, pareja y laboral. Ese era mi escape, mi rato para mi. Dato interesante, cuando hubo que tomar un cambio de rumbo en todo y la vida volvió a acomodarse, la necesidad de jugar, al nivel hardcore (o adictivo, como lo quieran ver) desapareció. Nunca pude volver a “saborear” andar en la Tierra Media virtual como durante esos años de depresión. Lo he intentado, y no es lo mismo. De ahí que cuando me comencé a interesar por temas de comportamiento humano y adicciones saqué mi frase de “Un alcohólico no se cura cuando deja de tomar, sino cuando toma pero no necesita el exceso”. LOTRO representa eso para mi. Otro tema digno de un análisis más profundo sobre la relación entre depresión, ansiedad, adicción y video juegos.

Minecraft

Ya con mucho trabajo, poca paciencia y tiempo para buscar cosas nuevas me encuentro Minecraft. Al principio no le di bola por dos cosas: 1) Hasta hace poco no tuve plata para tener una computadora que corra juegos modernos 2) Me pareció un juego simple, en apariencia, quedado con esos gráficos ochenteros.

Grave error. Mi curiosidad llamó varias veces después de ver que lo mencionaban una y otra vez en diferentes medios de información digitales. Como no lo podía probar directamente vi los famosos videos de Coestar y me enganché. Me pareció una genialidad. Grave error pensar que era ochentero si justamente eso era, como dije al principio, lo que masticaban nuestras cabecitas pre adolescentes llenas de capacidad fantasiosa: ver un par de cuadrados e imaginar un fórmula 1 de última generación a todo detalle. Es común escuchar gente hablando maravillas de los gráficos que uno consideraba ser lo top; ver el juego en la actualidad y pensar “¿esto me parecía de vanguardia?”.

Pero Minecraft es mas que los gráficos simplistas que dejan, por primera vez en mucho tiempo, que la cabeza llene los huecos (como pasa con un buen libro). Minecraft tiene el tema de la libertad, explorar (nuevamente algo que asocio con llenar ese vacío que no nos permite la vida moderna) y de alguna manera, nuevamente restringidos por la programación, generar una sensación de control y balance que pocos juegos logran. La parte creativa es muy interesante y es un juego con el cual, teniendo hijos, uno puede jugar. Independientemente de la edad. Una genialidad.

La vida a través de los video juegos

Viéndolo de esta manera, los video juegos son una parte importante de la vida de esta generación, asi como para otras ha sido el trabajo a lomo partido o la guerra o la pobreza o la clase media. O lo que sea. Si tomamos eso como pivote es muy fácil conectar los puntos, como decía Steve Jobs en ese famoso discurso. Por lo menos en mi caso, a mis 37, puedo ver como el gusto por los video juegos moldeó mi futuro laboral, parte de mis amistades y un montón de conceptos y ejemplos de vida que aun sigo tomando en cuenta a la hora de defender puntos en cosas que parecen no tener relación aparente como temas sociales o de comportamiento humano y leyes. En definitiva, es un tema muy rico, si tenemos las libertades y otras necesidades satisfechas que nos den la oportunidad para desarrollarnos como personas.

Hombres jugando con muñecas

Últimamente estoy muy metido con el video juego Lord of the Rings Online: Shadows of Angmar. Para los que no conocen de video juegos es un juego de rol en donde uno crea su propio personaje (basado en la trilogía de J.R.R Tolkien en este caso) y lo hace hacer diferentes tareas (quests) para avanzar de nivel y jugar en línea con otras personas.

Mi reflexión del momento es la siguiente: en nuestra sociedad que un hombre juegue con muñecas es mal visto. Sin embargo si nos fijamos en los juegos de Rol uno tiene que crear su personaje, hombre o mujer (hay muchos hombres que crean personajes femeninos) y parte de la tarea de hacer que éste sea más competitivo (aguante mas ataques y dispare,pelee mejor) es cambiar, comprar o armar su ropa.

Es interesante ver que salvo por tener el personaje en la manop, físicamente no hay diferencias con lo que es jugar con mu?ecas o muñecos (desde el punto de vista de los varones).

Lord of the Rings Online desde Costa Rica

Voy a arrancar esta categoría con datos sobre este juego en línea que me tiene enviciado 😀

Lord of the Rings Online: Shadows of Angmar es un juego masivo en línea (MMORPG) en donde la gente puede asumir personajes del Señor de los Anillos y jugar dentro de la Tierra Media (en 3D).

Para los que ya conocen sobre el tema acá voy a a poner novedades y comentarios.

Estoy jugando el juego desde Costa Rica y estoy esperando a que me llegue la versión final. Dentro del juego me pueden encontrar usando el nombre de Ramiros (Elf Hunter, Woodworker) o preguntando a cualquier persona del Kinship (o Guild) Dragonsworn.