Motivación y Dinero

¿Qué es lo que nos mueve a salir adelante? ¿es el dinero? ¿incentivos? ¿ser felices? ¿ayudar? ¿es la empatía? o simplemente es una cuestión de conveniencia. Partamos de la base de que no lo sabemos todo. Desde un punto de vista puede ser la empatía, desde otro la conveniencia.

De lo que si estoy seguro es que son los falsos conceptos de motivación que predominan la cultura actual.

Cuando hablo con diferentes personas sobre cómo podrían mejorar las cosas si el sistema monetario desapareciera mucha gente dice: “Sin plata, sin un incentivo, la gente no haría nada”. yo creía en eso antes… ahora no. Y cuando les pregunto por qué creen en eso las respuestas son simplistas “Porque asi es”, “Porque siempre fue asi” o “Es algo biológico” también aparece.
También hay respuestas mas complicadas pero que están basadas en esos y otros conceptos… en realidad todos damos una respuesta asi porque en verdad no lo sabemos. No sabemos qué es vivir en otro sistema que no sea el monetario… nuestros padres, abuelos, tátara abuelos y mas allá vivieron en un sistema monetario… no tienen la mas puta idea de qué sería vivir sin un incentivo monetario y eso por eso que nosotros repetimos lo mismo.

Las cosas cambian. Si quieren un buen ejemplo: si de niño tus necesidades básicas de afecto, comida y salud estaban satisfechas es muy probable que te hayas embarcado con amistades a hacer proyectos. Pensemos en eso, no había dinero de por medio, el objetivo era divertirse principalmente. El investigar, probar, interactuar es algo natural que muchas veces se pierde en la edad adulta porque creamos prejuicios, preconceptos, nos encerramos en rutinas y nos alejamos de cosas que nos distraigan de todas esas malas cosas.

No es el dinero el que mueve al mundo, es la creencia de que con el dinero podemos alcanzar esa aventura, descubrimiento o cosas que nos pueden ayudar a ser mas felices o vivir mejor. Es la base de nuestra especie experimentar y crear, es lo que nos ha mantenido vivos a través de generaciones.

De hecho si empezamos a ver las cosas asi pronto nos damos cuenta de algo. De la misma manera que un programador ve que ciertas partes del código que antes servían ya no lo hacen de manera eficiente y retrasan el programa en general nos damos cuenta de que el dinero es una pérdida de tiempo, es un sistema que retrasa a otros sistemas.

Si un niño pobre quiere estudiar música y sus padres le dicen que no pueden porque no tienen dinero se le está amputando una gran posibilidad. De la misma manera si un niño rico quiere estudiar música y no puede porque sus padres quieren que no descuide el estudio para ser médico también se le esta quitando una gran oportunidad. Alcance o no una maestría (no hablo de títulos) en un instrumento se le esta quitando la oportunidad no solo de aprender algo que eligió sino también de equivocarse, probar y conocer otro ámbito y personas. Como en esas películas en donde una línea de tiempo favorable es truncada por una mala decisión; pronto una persona que no tiene acceso a lo que quiere siente que el mundo es encajonado, no hay elecciones y lo mejor que puede hacer es tomar lo que tiene y conseguir lo que puede porque hay reglas y la libertad no existe.

No todos los casos son iguales pero es muy común pensar que el dinero o unas vacaciones, o un aumento (incentivos) son lo mejor a lo que podemos llegar si nos esforzamos.

Vuelvo al ejemplo de los niños. Quieren hacer de todo, pero no tienen los recursos. Mi hijo hace poco quería participar en un proyecto de la escuela, sus ideas eran muy buenas, pero lamentablemente no había presupuesto para realizarlas. Qué hubiera pasado si fuera lo contrario, si el límite del dinero no hubiera existido. Al fin y al cabo todo se puede conseguir fácil para hacer un helicóptero a control remoto… ¿Difícil? Si, porque inclusive obtener ayuda es una limitante con el dinero. Si los profesionales no tuvieran que cumplir un horario y estar atados a las reglas del sistema socio económico actual hasta podrían ser consultados abiertamente por escolares para resolver las partes tecnológicamente mas complejas del proyecto como el de hacer funcionar el helicóptero con un control remoto. Un amante de la electrónica con un equipo de niños y algo de supervisión podrían construir un modelo funcional en menos de una semana teniendo los recursos. Piensen un poco… estamos hablando de niños de 10 años ganando experiencia y conocimientos básicos de aviación, electrónica, trabajo en equipo, interactuarían con personas mayores, desarroyan respeto y conocimientos en menos de una semana teniendo todo un año para hacer otros proyectos. Tendríamos niños multidisciplinarios antes de los quince años… no serían necesarias las universidades, escuelas ni colegios tal cual los conocemos hoy por el simple hecho de dejar fluir un deseo de construir algo interesante, de buscar esa aventura, de crecer harían el trabajo. Sin tareas, sin obligaciones.

Si leen de vuelta la última parte estamos hablando de hacer volar la educación y el crecimiento por el techo con solo 6 o 7 personas en donde todas crecerían intelectualmente (incluidos los ingenieros / profesionales) en una semana. Todo si quitáramos el problema del dinero. Si algo así es posible, por qué no hacerlo con 10, 30… grabar videos, compartir en Internet. Se ahorrarían recursos, se puede (en parte) distribuir la experiencia a millones.

Aún en el peor de los casos si no pudieran cumplir el objetivo. Digamos que quieran construir un OVNI… no podrían, no está el conocimiento, pero ganarían el conocimiento de equivocarse: de ver qué es lo que falta, algo que es de inmensa importancia si se quiere lograr algo nuevo, saber qué es lo que falla y lo que falta. Aun así aprenderían muchísimo porque estarían tocando temas experimentales.

El incentivo real es vivir, con todo lo que trae alrededor: descubrir, conocer, aprender, equivocarse (muy importante), querer y hacer. El beneficio sería miles de veces mayor a los incentivos que tenemos ahora. Es solo una cuestión de mejorar el sistema socio económico y darnos cuenta de lo que podemos lograr.

La ilegalidad de lo legal, falacias y otros asuntos

Cuando uno entiende conceptos tan básicos es dificil seguir creyendo en la  ley y otras yerbas… al fin y al cabo son sistemas falibles, como las personas que los crearon. Pero se crea todo un clima de intocabilidad, de solemnidad: nadie puede desconocer la ley… es lo que nos divide entre los animales, sin ley todo sería un caos, hay que respertar la ley! que nos previene de hacernos preguntas por ser peligrosas. En realidad solo son peligrosas para el mismo sistema, lo que comprueba la debilidad del asunto.

La religión hace lo suyo, dando todo por sentado y como regalo de dios al hombre, su creación a semejanza. En un documental una vez un investigador dijo algo muy acertado “La naturaleza no puede ser un bien”. Partamos que el mundo es lo que es por millones de años, nosotros mas bien somos un producto del mundo asi como otras especies, que tengamos capacidad de razonamiento nos pone (segun nosotros) en una posición privilegiada… en parte es cierto, podemos pensar sobre todo esto. Carl Sagan decía qu esomos el medio para que el Universo se conozca a sí mismo. de vuelta, la religión y el materialismo nos hacen creer que por ser “especiales” estamos despegados de la naturaleza. Grave error.

Entonces el concepto de propiedad es muy débil. Al ser todos naturaleza la poseción de tierra, árboles… propiedad, desaparece. En un momento quizás fue útil utilizar el sistema actual para repartir mejor, en una época donde había mas por conocer y la extracción de recursos era totalmente manual y extremadamente necesaria. Lo sigue siendo, pero las cosas han cambiado, es hora de evolucionar. Ese mismo sistema hoy día es caótico, genera pobreza (algo que revisando estos conceptos “al natural” es inconcebible). Vivimos en un mundo de abundancia y nos hemos paseado en todo. Todo es de todos, nada mas necesitamos un nuevo sistema de mantenimiento, proporcional, donde las oportunidades de tener lo básico sean garantizadas de verdad, no una competencia de quién lo consigue. Hemos visto que en la cooperación se sobresale. La competencia es parte del pasado. Lo que descubrió Darwin son los mecanismos de cómo funcionaba el pasado, los dinosaurios, el homo sapiens… lo nuestro es lo siguiente. Con garrotes en la cabeza no vamos a apilar suficientes cadáveres para llegar al espacio. No es normal, no es productivo, no es sano y mas bien es inhumano. Un sistema basado en recursos es lo ideal.

Educación y Trabajo

Siempre causa indignación el tema del trabajo infantil y la explotación de una persona, pequeña en este caso, por otra. También me gustaría cuestionar y llamar a reflexión sobre otro fenómeno impulsado por el mismo mecanismo que hace posible este tipo de explotación y es el fenómeno de la educación como herramienta para crear futuros profesionales a cualquier precio.

El nivel de exigencia que tienen los alumnos hoy día es exagerado. Sobre todo en escuelas privadas en donde las reglas (como en todo el sector privado) sirven mas a una economía absurda que al sentido común.

Tenemos que empezar a replantearnos y hacernos a un lado, buscar alternativas. La competencia de hoy día no garantiza una mejor calidad de vida sino que apunta a un nivel de industrialización sin control en donde empresas de todo el mundo buscan la manera de producir mas en menor tiempo y abusar del mercadeo como herramienta de penetración y ventas con tácticas dignas de una película de ciencia ficción. Ademas está el factor sostenibilidad ya que mantener ritmos de producción acelerados significa mas consumo de recursos y mas desperdicios en un período en donde no se pueden recuperar ni naturalmente ni artificialmente.

Entonces tenemos industrias y gobiernos invirtiendo dinero para que el sistema educativo sirva a este supuesto bien común. Sinceramente explotar física y mentalmente a un niño no tiene perdón.

Niños y adultos… pero sobre todo los niños necesitan tiempo de calidad para jugar e interactuar con otros niños. Incontables estudios han demostrado que esta interacción, en conjunto con la interacción con sus padres, son las herramientas que hacen que el cerebro pueda “cablearse” de una manera sana. En los juegos y en las interacciones familiares es donde se aprende cómo relacionarse, cómo ser mejor persona y como sentir empatía tanto con otras personas como con animales y el medio ambiente, la naturaleza en general.

 

Sin embargo este tiempo esta en extinción, al igual que otros productos de la naturaleza por la misma carrera empresarial de entrenar niños para que se conviertan en herramientas de un futuro mercantilista. Los padres tampoco estamos excentos de culpa y ademas debemos sufrir el mismo destino ya que por tratar de mantener la rueda rodando en un mundo en donde todo se mide por el dinero debemos sacrificar horas de esta interacción con nuestros hijos para ganar el salario que nos permita ir de paseo con ellos.

Evidentemente hay un choque de conceptos y se ha desvirtuado esa frase que dice que todo se logra con esfuerzo. O quizas la frase sigue vigente y lo que tenemos que preguntarnos es qué es ese todo al que le dedicamos tanto esfuerzo.

Volviendo al tema de preparar desde temprana edad a los niños les recuerdo a los que todavía siguen leyendo esto y no me han tildado de utopista, comunista y otro tanto de estupideces que terminan en “ista” que el sistema educativo es totalmente obsoleto. A pesar de los años de escuchar sobre practicidad, trabajo en grupo y empatía se sigue enseñando de memoria, se siguen castigando los errores y se sigue amputanto sistemáticamente la capacidad de comprensión, el pensar “out of the box” y se siguen premiando logros individuales.

Nunca en la historia de esta humanidad se ha visto en las nuevas generaciones (bueno, quizas en épocas de guerra) una agresividad tan marcada, falta de compañerismo y deslealtad. En realidad esos rasgos que nos definen como seres humanos parecen ser excepciones a la regla últimamente.

Siguiendo con el tema de la educación “queda como tarea” preguntarnos siempre el por qué… por ejemplo: ¿por qué debemos aprender mandarín siguiendo las tendencias de super potencia de un país que si bien se vende como comunista es el mas capitalista del mundo? ¿Por qué hay tantos casos de déficit atencional en un mundo que explota en comunicación? No es evidente que un niño o niña que no pasa sufiiente tiempo con sus padres y que ademas debe atender a un sistema educativo obsoleto mas bien explote de rabia porque es la manera en la que su cerebro que por cierto está preparadísimo para enfrentar un futuro es contínuamente adormecido por estructuras no válidas y arcaicas.

Para cerrar este tema otra de mis grandes preocupaciones es como esta falta de empatía, comprensión de los sistemas, que por cierto nadie enseña… es decir, debemos ajustarnos a un sistema sin saber si funciona bien o mal… como si se tratara de una máquina milagrosa de la cual nadie sabe como es el funcionamiento, pero funcionó ayer entonces debería hacerlo hoy y también mañana.

La cantidad de profesionales en areas de suma delicadeza como medicina, leyes, economía han perdido tanta sensibilidad como personas que compararlos contra un robot a veces da pena… por el robot, digo. Médicos operando lo que no se tiene que operar por una ganancia extra, abogados rechazando casos de absoluta validez por no ser lucrativos o sobreevaluando un problema para obtener mayor ganancia, economístas obsesionados por el PBI sin importar si las personas son felices o no. Todos con grandes títulos y excelentes promedios pero con menos humanidad que una pieda a la hora de tomar decisiones.

En todo el mundo esta tendencia consumista ha generado dramas… por si no se ha enterado las industrias que mas facturan son las que han tenido mas casos de suicidios entre sus empleados. Cito el caso de Telecom en Francia y el de Foxconn en China… para atar puntos Foxconn, que también fabrica partes de computadoras es uno de los mayores productores de productos Apple (iPhone, iPad).

Con ese ejemplo cierro el cuadro del empleado que se considera óptimo en esta epoca, entrenado de pequeño para ser un ganador, individualista, esclavo de un sistema que pone a la producción por encima de todo y que trabaja para las empresas que mas recaudan en el mundo solo para ser cómplice de suicidios.

Si, quizas fui muy extremista en el ejemplo asi es que voy a dejar temas mas cercanos… o acaso piensa que las alergias, asma, stress, resfríos y mal comportamiento de sus hijos son algun problema hereditario. Causas naturales sobran pero las artificiales han tomado mayor protagonismo. Para pensar.