El Absurdo Sistema Educativo

El sistema educativo actual es uno de esos sistemas que por haberse quedado en el siglo XIX esta muy lejos de las realidades cotidianas. No debería ser sorpresa que a personas de toda edad cada vez les vaya peor y que poca gente lo encuentre satisfactorio.

Exámenes: poco tienen que ver con la realidad, mas bien una construcción sádica en donde una figura de autoridad obliga a muchas personas a meterse información (no confundir con conocimiento) en un período corto de tiempo (con poca asimilación) de la misma manera en la que se rellena a un peluche, esperando, con un sistema de evaluación escrito y en pocas horas, determinar si los conocimientos fueron bien asimilados. Absurdo.

Separación por grupos: esto tiene que ver con el sistema de competencia y la irrealidad de la vida cotidiana. Cuando encuentres un trabajo tu jefe, tus compañeros/as de trabajo, tus clientes, tus proveedores, serán de diferentes edades, actividades, culturas probablemente, creencias y convicciones. Nada peor para prepararte con eso, que es la vida, que separarte en grupos homogéneos.
Además la estupidez de que todos nos veamos igual, lo que exalta la necesidad de hacer evidentes nuestras diferencias, desde lo aceptable hasta el berrinche. La gente es diferente y si se usa esa explicación de que quieren que en la escuela todos se vean igual para no hacer diferencias entre los estratos sociales no podían haber usado un método peor. Como diría Stephen King, es como tratar de maquillar a una puta muerta… y sobre todo es ignorar los problemas. Si hay diferencias sociales, que sean evidentes, asi aprendemos a sortearlas, manejarlas y mejorarlas.

Competencia: si el objetivo real, que nunca se cumple, es el de formar personas capaces de resolver problemas, trabajar por el bien común y mejorar la calidad de vida propia y la de los demas… ¿cómo vamos a lograrlo si castigamos los errores, satanizamos las preguntas, mutilamos la creatividad y premiamos de manera dispareja los logros artificiales, logrando rencor y un trato desigual con los que no pudieron lograrlo. Ganar algo depende de las reglas, ser el primero en un juego con reglas malas no es para nada una virtud. No debería haber sorpresas del por qué mucha gente se cree mas de lo que es y con el tiempo se estanca / deprime cuando ya no cuenta con estímulos o simplemente se vuelve adicta al reconocimiento. Muy peligroso.

No se trata de premiar al que no puede ni al que si puede, se trata de que el que no puede o le cuesta tenga el apoyo y el que puede que sepa como desparramarlo en los demas. De nada sirve ser el primero si solo sirve para crear ganadores, sin sentido ni función mas que la de exaltar las mismas reglas del juego y confundir eso con que el sistema funciona.

Falta de objetivos claros y conceptos erróneos: el experto en educación Ken Robinson dice: “la función principal de educar es que la gente aprenda algo de valor. Si eso no se cumple, se esta enseñando pero no se esta aprendiendo nada”.

“No se acuerdan nada ahora… pero en el futuro les va a servir” No existen estudios serios (y quizás ni estudios) que demuestren que llenar la cabeza de datos, sin asimilar, sirva de algo… mas bien todo lo contrario. Hay muchos estudios que demuestran la capacidad del cerebro de quitarse (y perder atención) ante tareas repetitivas y de las cuales no se encuentra utilidad alguna.

“La idea es dar una amplia gama de conocimientos para que después puedan elegir”. ¿Se la creen? solo haciendo lo que a uno le gusta se logra esto… o con libertad de experimentar. Lamentablemente el mundo esta cerrado por un sistema de escasez económica; desempleo, pocas opciones y mucho miedo forjan la conveniencia de tener que seleccionar opciones cerradas o resignarse… ademas del poco tiempo y recursos disponibles para pasar de la creatividad, el prueba y error, a algo útil. El sistema educativo exalta esa realidad, pero poco hace por cambiarla. Con lo cual se esta perpetuando la decadencia.

“Las tareas y los horarios forjan el carácter” Lo haran con ciertas personas, pero la realidad es que no es algo necesario y no siempre sano. Ademas que fomentan el trabajo en la casa, cosa que no debería ser, salvo que uno quiera. Exceso de trabajo significa mala utilización de las variables y mala administración. Un sistema que promueve horarios de 7:30 a 12:00 y de 13 a 15 y que encima da tareas qeu consumen otro montón de tiempo lo que quieren es formar futuros soldados de oficina. Mientras en muchos lados del mundo se defiende el ocio y la administración inteligente del tiempo, miles de escuelas de todo el mundo promueven sistemas esclavistas de educación en donde se confunde forjar el carácter con la doctrina y el trabajo duro con la inteligencia y la administración inteligente del tiempo.

Ademas, todos estos malos conceptos vienen casi sin cuestionarse desde incluso antes del siglo XIX y se repiten sin cuestionamiento por profesores y hasta expertos. Especialmente el de las tareas que no tiene ningún sustento científico ni medición real. Si e sistema educativo fuera tan bueno como se lo vende tendríamos un mundo mejor, menos intolerancia y muchos mas genios… además de mucha menos depresión y muchas mas soluciones ya que una de las funciones vendidas y nunca prmovidas es la de capacitar a las personas a lidiar, discutir, investigar, desentrañar y resolver problemas, desde una discusión para defender un punto hasta crear (en conjunto) el próximo gran invento de la historia.  Es hora de salirse del molde.

Pensamiento Progresivo

¿Qué es el pensamiento progresivo? Por definición… (silencio) La verdad no tengo la más puta idea. Pero pensamiento progresivo, para mi, es algo que todo el mundo tiene (o debería tener) cuando quiere / ama algo. Es el pensar o imaginar a futuro, la utopía y mucha gente se alimenta personal o profesionalmente de esto. Hablo de no quedarse en la zona de confort, de no quedarse con lo aprendido, el proceso pasado, sino ver cómo mejorar, ver videos, leer, aprender sobre lo que se quiere… educarse. Entrenarse y desarrollarse continuamente

Yo me di cuenta que en mi trabajo antes leía más sobre programación. Por una cuestión de dinero y distancia no iba a conferencias, pero recibía información sobre las mismas, leía todos los días sobre algo nuevo… después de un tiempo no lo hice más y mi trabajo se volvió monótono  En realidad no por culpa de eso sino que por otros motivos había perdido interés  Hoy lo estoy recuperando.

El problema es que uno muchas veces cae en la rutina, se mete en algo que le gusta, estudia, se prepara, practica. Cuando uno quiere o ama algo quiere que todo el mundo se entere, dice una frase. Esto es lo mismo. Y me he dado cuenta que es muchas veces una buena medida para ver si la gente ama algo. Es relativamente fácil de averiguar. Preguntando, hablando, viendo. Por eso cuando alguien me cuenta sobre algo que le gusta, aunque a mi me parezca aburrido, escucho. Es esa conexión, es la persona dándote una visión de lo sienten, muchas veces las palabras fallan en expresar porque no pueden resumir el sentimiento ni toda la bola de nieve de educación y experiencias.

Un buen ejemplo es la astronomía, una ciencia complicada, pero aun los más amateurs, quizás por esa complicación, están bien informados. Saben, comentan… claro, socialmente esto se condena diciendo que son nerdos, geeks o ñoños… pero casualmente son estos ñoños los que, y gracias a, tenes celular, cine, carro, bus, computadora, maquillaje, etc.

En cambio ¿cuándo fue la última vez que un maestro habló sobre Ken Robinson? por ejemplo. ¿Cómo es posible que haya tanta gente preparada y la gente no sepa quienes son. Esto es una muestra de lo mal que funcionan las cosas, las especializaciones… es por falta de amor a lo que se hace, la gente se queda en lo sabido como si un título garantizara de por vida la experiencia. Los conocimientos que uno adquiere ya son obsoletos cuando uno los aprende, las carreras muchas veces tienen planes de estudio con años de antigüedad y el futuro cambia constantemente, no sabemos a ciencia cierta que ocurrirá en los próximos cinco años y sin embargo todo el circuito laboral exige títulos como si fueran la garantía del mañana.

Esto obviamente es peligroso ya que retrasa el desarrollo de todas las cosas, congela el proceso en muchos casos y promueve la mediocridad disfrazada de profesionalidad. Hace daño.

Entonces es una buena medida para saber si nuestro interés es auténtico o si estamos cayendo en la monotonía ver si estamos proyectándonos al futuro, viendo, aprendiendo continuamente, leyendo o viendo un video sobre el tema. Esto, claro esta, es solo una medición de amor y ganas ya que ademas de ver, leer y todo lo anterior hay que ponerlo en práctica, sino somos bichitos teóricos y tampoco descartamos / digerimos las cosas malas. Todos tienen una parte de la verdad, cada uno la digiere, obtiene algo nuevo y bota el resto.

Llevemos a nuestros hijos a juntar café

Que aprendan a juntar café para que sepan lo que es el esfuerzo“. ¿Vos juntarías café durante 20 años? No. Llevarlos a juntar café le puede dar a una persona la idea del esfuerzo que se requiere para que entienda eso, el esfuerzo, de juntar café… si es que lo entiende. ¿Cuál es la realidad? la persona piensa “puta, es cierto, que cansado, mejor me hago abogado” Si bien es bienintencionado lo que hay que darle a las personas no es miedo al esfuerzo o una comparación cerrada. Esta bien, que vean lo del café, pero también que vean cómo funcionan las demás cosas. Que entiendan que hay recursos de sobra, inteligencia y tecnología para tener plantaciones de café automáticas, no es ciencia ficción, es posibilidad… ¿pero qué se les enseña?, que es mejor ser abogado, cobrar impuestos, explotar al que si trabaja años en un cafetal “mejor ser el jefe que el peón” ¿Qué tipo de empatía les enseñamos con eso? Sin tiempo ni dinero para desarrollarse una persona fracasa. “Todos pueden desarrollarse como personas si quieren”: No es cierto. En un país (y un mundo) donde hay que pedir permiso para tener un día libre para hacer un trámite… “Que estudie de noche” Si cree en lo de llevar una semana a sus hijos a juntar café, sigamos la misma lógica y vaya usted a seguir una carrera de cuatro años, de noche, después de juntar café. Otra vez, ¿Es eso desarrollo? O hay una manera más fácil de hacer las cosas.

Linus Torvalds (creador del sistema operativo Linux) dice “Inteligencia es la habilidad de evitar el trabajo y aun así terminarlo”.

Desarrollo sería si la organización y los recursos estuvieran al servicio de las personas y no del capital. “No se puede automatizar una plantación de café” Dígaselo a las mega empresas fruteras, por ejemplo, que hoy día hacen crecer frutas de todo tipo en laboratorios: cultivos hidropónicos, ¡se puede hasta robotizar! búsquelo en Internet si no me cree. Estamos mas de 50 años en el pasado y lo festejamos con el argumento del café que dejó de ser válido justamente en esa época. ¿Por qué no se hace? Simple: porque es mas barato tener a varios tipos cogiendo café y volver a empezar la discusión y ademas tener a un montón de profesionales que no tienen mas logro que firmar papeles y decir que eso es desarrollo y encima creerse mejor que el tipo que junta café que a pesar de lo retrógrado de su estado si le esta haciendo un favor a muchos.

Hay que empezar a ver las cosas como son. A que no estamos en esta vida para sufrir. Crecer, aprender, desarrollarse ya de por si presentan obstáculos que son importantes como para tener que distraernos con problemas artificiales por nuestra propia estupidez humana. ¿Qué tan idiotas podemos ser? por ejemplo para meter preso a un tipo que roba comida y encerrarlo en un sistema que es mas caro que lo que se robó. Aun con el argumento del café, no sería mejor enseñarle a vivir de la tierra, y que aprenda cosas que le ayuden no a ser un burro de carga humano sino una persona que aprenda a solucionar problemas.

Cultivos Hidropónicos¿Cómo se podría hacer eso? Jacque Fresco, un investigador social, inventor, multidiscipliario y futurista cuenta un caso de cómo los asistentes sociales fallan miserablemente en albergues para niños de la calle pero creen que son lo máximo. Esto lo prueba usando micrófonos en las salas donde son encuestados. ¿Que hizo diferente? en vez de darles el sermón de no robar, portarse bien, a niños que nacieron en un ambiente hostil, donde ser bueno significa perder una comida o morir, el vio que estos “niños” fabricaban armas con cualquier cosa… al igual que la gente esta que desalojan en Costa Rica y que la policía quiere eliminar. Esto ya de por si habla mucho… ¿cómo es que un niño de la calle, delincuente, bruto para muchos tenga la habilidad de hacer armas con partes de bicicleta… usted podría? Entonces Fresco se puso a hablar con ellos, en su idioglosia, y con su conocimiento como inventor de cómo esas armas estaban mal… y cómo las podrían mejorar. Obviamente que sin intención de que construyan mejores armas… lo que él hizo fue demostrarles, de manera casi natural, que si querían perfeccionar sus inventos, inevitablemente tenían que adquirir conocimientos de física, química, pero solo nociones, no necesitan ir a sacar una maestría para optimizar el poder de fuego con pólvora u otro medio y así despertó el interés y las ganas de aprender en gente que legalmente no esta capacitada ni tiene derechos de nada mas que estar encerrado en una celda.

Entonces lo que hace falta no es mas cafetaleros, es gente con tiempo, educada en temas reales, dispuesta, gente que eduque, muestre y por sobre todas las cosas empatía y capacidad de crecimiento humano, que es muy diferente al crecimiento económico. Les recuerdo que mas de 20000 niños mueren al día en todo el mundo económico. Ningún niño moriría en un mundo humanista.

El centésimo mono

Hace poco escuché una historia buenísima.

En pleno apogeo nuclear unos científicos querían ver cómo la radiación afectaba a los mamíferos. Tiraron una bomba atómica cerca de una isla en donde había monos. Los monos comían papas y la radiación se había impregnado en la cáscara de la verdura. Los científicos entonces le enseñaron a un grupo de monos (unos diez) a pelar las papas. Los monos, al ser primates saben, al igual que los humanos sobre el uso de herramientas. Entonces aprendieron.

Así vieron que en poco tiempo otros monos, observando al grupo de diez comenzaron a hacer lo mismo. Doce, quince, veinticinco, a un ritmo iban aprendiendo y otros monos copiaban. Un comportamiento observado y comprobado entre esa especie.

Lo que no pudieron medir y todavía sigue sin explicación científica es que aproximadamente cuando el centésimo mono aprendió a pelar las papas, rápidamente la población entera de 10.000 monos, incluyendo algunos que vivían en una isla vecina, sin contacto con el grupo principal aprendió a hacer lo mismo y de esa manera sobrevivir al problema de la radiación con su principal alimento.

Como buen escéptico busqué en Internet ya que yo había escuchado anteriormente una variante de la historia y me di cuenta de que la historia es ampliamente aceptada por gente de la New Age (http://es.wikipedia.org/wiki/Efecto_del_cent%C3%A9simo_mono) y no hy registro específico de la fuente original y hay muchas versiones. También hay muchas críticas y falta de datos por lo cual no se puede asegurar a ciencia cierta si es algo realmente estudiado o meramente un concepto basado en una observación accidental.

De todas formas demuestra en concepto el gran poder que tienen las ideas y parte del aprendizaje. Por eso cuando por ejemplo dicen que una foto no va a salvar a nadie del hambre en Facebook: ¡es cierto! pero no por eso vamos a subestimar el poder de la divulgación y la educación, ya que educar, a diferencia de lo que pensamos, o mejor dicho, de lo nos quieren a hacer creer, no es algo exclusivo de las escuelas o centros educativos. Saber y divulgar es algo esencial de la naturaleza humana y lo que nos ha hecho avanzar y sobrevivir.

Al fin y al cabo cuando sabemos algo nuevo hace una gran diferencia. Si sabes algo… desparramalo. Aunque mas no sea para probarlo contra otras ideas. Las buenas, siempre terminan ganando y evolucionando.

 

Motivación y Dinero

¿Qué es lo que nos mueve a salir adelante? ¿es el dinero? ¿incentivos? ¿ser felices? ¿ayudar? ¿es la empatía? o simplemente es una cuestión de conveniencia. Partamos de la base de que no lo sabemos todo. Desde un punto de vista puede ser la empatía, desde otro la conveniencia.

De lo que si estoy seguro es que son los falsos conceptos de motivación que predominan la cultura actual.

Cuando hablo con diferentes personas sobre cómo podrían mejorar las cosas si el sistema monetario desapareciera mucha gente dice: “Sin plata, sin un incentivo, la gente no haría nada”. yo creía en eso antes… ahora no. Y cuando les pregunto por qué creen en eso las respuestas son simplistas “Porque asi es”, “Porque siempre fue asi” o “Es algo biológico” también aparece.
También hay respuestas mas complicadas pero que están basadas en esos y otros conceptos… en realidad todos damos una respuesta asi porque en verdad no lo sabemos. No sabemos qué es vivir en otro sistema que no sea el monetario… nuestros padres, abuelos, tátara abuelos y mas allá vivieron en un sistema monetario… no tienen la mas puta idea de qué sería vivir sin un incentivo monetario y eso por eso que nosotros repetimos lo mismo.

Las cosas cambian. Si quieren un buen ejemplo: si de niño tus necesidades básicas de afecto, comida y salud estaban satisfechas es muy probable que te hayas embarcado con amistades a hacer proyectos. Pensemos en eso, no había dinero de por medio, el objetivo era divertirse principalmente. El investigar, probar, interactuar es algo natural que muchas veces se pierde en la edad adulta porque creamos prejuicios, preconceptos, nos encerramos en rutinas y nos alejamos de cosas que nos distraigan de todas esas malas cosas.

No es el dinero el que mueve al mundo, es la creencia de que con el dinero podemos alcanzar esa aventura, descubrimiento o cosas que nos pueden ayudar a ser mas felices o vivir mejor. Es la base de nuestra especie experimentar y crear, es lo que nos ha mantenido vivos a través de generaciones.

De hecho si empezamos a ver las cosas asi pronto nos damos cuenta de algo. De la misma manera que un programador ve que ciertas partes del código que antes servían ya no lo hacen de manera eficiente y retrasan el programa en general nos damos cuenta de que el dinero es una pérdida de tiempo, es un sistema que retrasa a otros sistemas.

Si un niño pobre quiere estudiar música y sus padres le dicen que no pueden porque no tienen dinero se le está amputando una gran posibilidad. De la misma manera si un niño rico quiere estudiar música y no puede porque sus padres quieren que no descuide el estudio para ser médico también se le esta quitando una gran oportunidad. Alcance o no una maestría (no hablo de títulos) en un instrumento se le esta quitando la oportunidad no solo de aprender algo que eligió sino también de equivocarse, probar y conocer otro ámbito y personas. Como en esas películas en donde una línea de tiempo favorable es truncada por una mala decisión; pronto una persona que no tiene acceso a lo que quiere siente que el mundo es encajonado, no hay elecciones y lo mejor que puede hacer es tomar lo que tiene y conseguir lo que puede porque hay reglas y la libertad no existe.

No todos los casos son iguales pero es muy común pensar que el dinero o unas vacaciones, o un aumento (incentivos) son lo mejor a lo que podemos llegar si nos esforzamos.

Vuelvo al ejemplo de los niños. Quieren hacer de todo, pero no tienen los recursos. Mi hijo hace poco quería participar en un proyecto de la escuela, sus ideas eran muy buenas, pero lamentablemente no había presupuesto para realizarlas. Qué hubiera pasado si fuera lo contrario, si el límite del dinero no hubiera existido. Al fin y al cabo todo se puede conseguir fácil para hacer un helicóptero a control remoto… ¿Difícil? Si, porque inclusive obtener ayuda es una limitante con el dinero. Si los profesionales no tuvieran que cumplir un horario y estar atados a las reglas del sistema socio económico actual hasta podrían ser consultados abiertamente por escolares para resolver las partes tecnológicamente mas complejas del proyecto como el de hacer funcionar el helicóptero con un control remoto. Un amante de la electrónica con un equipo de niños y algo de supervisión podrían construir un modelo funcional en menos de una semana teniendo los recursos. Piensen un poco… estamos hablando de niños de 10 años ganando experiencia y conocimientos básicos de aviación, electrónica, trabajo en equipo, interactuarían con personas mayores, desarroyan respeto y conocimientos en menos de una semana teniendo todo un año para hacer otros proyectos. Tendríamos niños multidisciplinarios antes de los quince años… no serían necesarias las universidades, escuelas ni colegios tal cual los conocemos hoy por el simple hecho de dejar fluir un deseo de construir algo interesante, de buscar esa aventura, de crecer harían el trabajo. Sin tareas, sin obligaciones.

Si leen de vuelta la última parte estamos hablando de hacer volar la educación y el crecimiento por el techo con solo 6 o 7 personas en donde todas crecerían intelectualmente (incluidos los ingenieros / profesionales) en una semana. Todo si quitáramos el problema del dinero. Si algo así es posible, por qué no hacerlo con 10, 30… grabar videos, compartir en Internet. Se ahorrarían recursos, se puede (en parte) distribuir la experiencia a millones.

Aún en el peor de los casos si no pudieran cumplir el objetivo. Digamos que quieran construir un OVNI… no podrían, no está el conocimiento, pero ganarían el conocimiento de equivocarse: de ver qué es lo que falta, algo que es de inmensa importancia si se quiere lograr algo nuevo, saber qué es lo que falla y lo que falta. Aun así aprenderían muchísimo porque estarían tocando temas experimentales.

El incentivo real es vivir, con todo lo que trae alrededor: descubrir, conocer, aprender, equivocarse (muy importante), querer y hacer. El beneficio sería miles de veces mayor a los incentivos que tenemos ahora. Es solo una cuestión de mejorar el sistema socio económico y darnos cuenta de lo que podemos lograr.

Educación y Trabajo

Siempre causa indignación el tema del trabajo infantil y la explotación de una persona, pequeña en este caso, por otra. También me gustaría cuestionar y llamar a reflexión sobre otro fenómeno impulsado por el mismo mecanismo que hace posible este tipo de explotación y es el fenómeno de la educación como herramienta para crear futuros profesionales a cualquier precio.

El nivel de exigencia que tienen los alumnos hoy día es exagerado. Sobre todo en escuelas privadas en donde las reglas (como en todo el sector privado) sirven mas a una economía absurda que al sentido común.

Tenemos que empezar a replantearnos y hacernos a un lado, buscar alternativas. La competencia de hoy día no garantiza una mejor calidad de vida sino que apunta a un nivel de industrialización sin control en donde empresas de todo el mundo buscan la manera de producir mas en menor tiempo y abusar del mercadeo como herramienta de penetración y ventas con tácticas dignas de una película de ciencia ficción. Ademas está el factor sostenibilidad ya que mantener ritmos de producción acelerados significa mas consumo de recursos y mas desperdicios en un período en donde no se pueden recuperar ni naturalmente ni artificialmente.

Entonces tenemos industrias y gobiernos invirtiendo dinero para que el sistema educativo sirva a este supuesto bien común. Sinceramente explotar física y mentalmente a un niño no tiene perdón.

Niños y adultos… pero sobre todo los niños necesitan tiempo de calidad para jugar e interactuar con otros niños. Incontables estudios han demostrado que esta interacción, en conjunto con la interacción con sus padres, son las herramientas que hacen que el cerebro pueda “cablearse” de una manera sana. En los juegos y en las interacciones familiares es donde se aprende cómo relacionarse, cómo ser mejor persona y como sentir empatía tanto con otras personas como con animales y el medio ambiente, la naturaleza en general.

 

Sin embargo este tiempo esta en extinción, al igual que otros productos de la naturaleza por la misma carrera empresarial de entrenar niños para que se conviertan en herramientas de un futuro mercantilista. Los padres tampoco estamos excentos de culpa y ademas debemos sufrir el mismo destino ya que por tratar de mantener la rueda rodando en un mundo en donde todo se mide por el dinero debemos sacrificar horas de esta interacción con nuestros hijos para ganar el salario que nos permita ir de paseo con ellos.

Evidentemente hay un choque de conceptos y se ha desvirtuado esa frase que dice que todo se logra con esfuerzo. O quizas la frase sigue vigente y lo que tenemos que preguntarnos es qué es ese todo al que le dedicamos tanto esfuerzo.

Volviendo al tema de preparar desde temprana edad a los niños les recuerdo a los que todavía siguen leyendo esto y no me han tildado de utopista, comunista y otro tanto de estupideces que terminan en “ista” que el sistema educativo es totalmente obsoleto. A pesar de los años de escuchar sobre practicidad, trabajo en grupo y empatía se sigue enseñando de memoria, se siguen castigando los errores y se sigue amputanto sistemáticamente la capacidad de comprensión, el pensar “out of the box” y se siguen premiando logros individuales.

Nunca en la historia de esta humanidad se ha visto en las nuevas generaciones (bueno, quizas en épocas de guerra) una agresividad tan marcada, falta de compañerismo y deslealtad. En realidad esos rasgos que nos definen como seres humanos parecen ser excepciones a la regla últimamente.

Siguiendo con el tema de la educación “queda como tarea” preguntarnos siempre el por qué… por ejemplo: ¿por qué debemos aprender mandarín siguiendo las tendencias de super potencia de un país que si bien se vende como comunista es el mas capitalista del mundo? ¿Por qué hay tantos casos de déficit atencional en un mundo que explota en comunicación? No es evidente que un niño o niña que no pasa sufiiente tiempo con sus padres y que ademas debe atender a un sistema educativo obsoleto mas bien explote de rabia porque es la manera en la que su cerebro que por cierto está preparadísimo para enfrentar un futuro es contínuamente adormecido por estructuras no válidas y arcaicas.

Para cerrar este tema otra de mis grandes preocupaciones es como esta falta de empatía, comprensión de los sistemas, que por cierto nadie enseña… es decir, debemos ajustarnos a un sistema sin saber si funciona bien o mal… como si se tratara de una máquina milagrosa de la cual nadie sabe como es el funcionamiento, pero funcionó ayer entonces debería hacerlo hoy y también mañana.

La cantidad de profesionales en areas de suma delicadeza como medicina, leyes, economía han perdido tanta sensibilidad como personas que compararlos contra un robot a veces da pena… por el robot, digo. Médicos operando lo que no se tiene que operar por una ganancia extra, abogados rechazando casos de absoluta validez por no ser lucrativos o sobreevaluando un problema para obtener mayor ganancia, economístas obsesionados por el PBI sin importar si las personas son felices o no. Todos con grandes títulos y excelentes promedios pero con menos humanidad que una pieda a la hora de tomar decisiones.

En todo el mundo esta tendencia consumista ha generado dramas… por si no se ha enterado las industrias que mas facturan son las que han tenido mas casos de suicidios entre sus empleados. Cito el caso de Telecom en Francia y el de Foxconn en China… para atar puntos Foxconn, que también fabrica partes de computadoras es uno de los mayores productores de productos Apple (iPhone, iPad).

Con ese ejemplo cierro el cuadro del empleado que se considera óptimo en esta epoca, entrenado de pequeño para ser un ganador, individualista, esclavo de un sistema que pone a la producción por encima de todo y que trabaja para las empresas que mas recaudan en el mundo solo para ser cómplice de suicidios.

Si, quizas fui muy extremista en el ejemplo asi es que voy a dejar temas mas cercanos… o acaso piensa que las alergias, asma, stress, resfríos y mal comportamiento de sus hijos son algun problema hereditario. Causas naturales sobran pero las artificiales han tomado mayor protagonismo. Para pensar.