¿Perfección humana o dudar de todo?

Una de las ideas mas erróneas que nos tenemos que quitar y que en parte fue impuesta por la educación religiosa, es la de que los seres humanos fuimos creados con la perfección de un creador. Según la misma línea de pensamiento los animales son inferiores. Y fuera del creacionismo, en biología / teoría evolutiva, mucha gente también los considera asi, la reacción ante el funcionamiento del cuerpo “¡es una máquina perfecta!”. Sin embargo los animales rara vez cometen un error muchas veces. Los humanos en cambio tenemos comportamientos aberrantes y cuando se nos presenta algo o alguien que contradice algo que consideramos correcto generalmente lo descartamos con enojo o nos cerramos a ver una alternativa a nuestro punto de vista. Mucha gente ni siquiera considera, después del enojo y el rechazo a una propuesta, revisar la crítica. La cierran directamente.

No reaccionamos bien ante problemas y muchas veces hacemos lo mismo esperando un resultado diferente… como los sistemas políticos actuales… o la locura. ¿Qué coincidencia no?

Ademas somos propensos a ilusiones ópticas, auditivas y mentales. Nuestro lenguaje, si bien evolucionado, no es lo mejor para entendernos. Basta con que una coma este mal y tenemos otro significado. Verbalmente somos propensos a la manipulación. De hecho la mentira, según estudios modernos, es una aberración en muchos niveles ya que no solo distorsiona la verdad si no que convence, en consecuencia, de otras cosas derivadas que no son. El cerebro usa más recursos de lo normal. Es como construir mal un edificio, puede que aguante, pero necesita mas materiales y se cae al final.

También damos por sentado que algo es verdad si el argumento parece válido… que es muy diferente a que sea válido de verdad, por prueba y error. Como pasa con los juicios… si tenés un abogado ágil, ganaste… aunque seas culpable… o inocente.
“¿Avisame cuándo llegas?” pregunta alguien por teléfono. Dependiendo tu estado mental, conversación anterior y contexto eso se puede interpretar como: 1) Avisar cuando uno llegue a destino o 2) Avisar en cuánto tiempo se espera que llegues a ese destino. Como si fuera poco… mucha gente dice como respuestas “Ya voy” o directamente no contesta… y muchas variantes mas.Entonces eso de que somos capaces de entendernos, comunicarnos, es muy relativo. Por ejemplo, es dificil dejar los sentimientos a un lado (cosa no natural) a la hora de discutir. Tomen Facebook por ejemplo (a todos nos pasó alguna vez) alguien pone un estado… es mas, tomemos este mismo texto… y las respuestas pueden ir desde un “Like” o comentario a un desacuerdo, a un no entendí, a algo relativo y frustrante (para la persona pero que no agrega valor al mensaje). De hecho si estas leyendo hasta acá bien te podrías preguntar “¿Qué busca Ramiro con esto? ¿Informar? ¿Atención? ¿Exponer un punto y esperar feedback?” En ningún lado pongo cuáles son mis intenciones… de hecho yo podría ser un tipo trabajando para alguien que simplemente por interés te quiere joder. En este punto ya debes haber sacado algunas opciones y quizás ya sabes la respuesta… o quizás estés bateando olímpicamente. Simplemente no sabes.

Para los frustrados y para todos en general. ¿Qué hacer entonces? : Escuchar, leer, dudar, no dar nada por sentado. Preguntar, investigar. Poner a prueba. Si te digo que el agua de Cartago produce cáncer, podes estar conmigo o en contra… pero sin pruebas, ninguno de los dos tiene la razón, ni mi afirmación ni tu duda. Hay que investigar y buscar respuestas. Nunca quedarse con una opinión, porque son como una fruta; por mas sabrosa y nutritiva si la dejas ahí, se pudre y te termina haciendo mal.

El futuro depende de los niños…

… o de esta generación. Eso es lo que se menciona muchas veces en documentales o en las escuelas.

Serrat dice en una canción que a nuestros hijos les pasamos nuestras frustraciones… un director técnico de Argentina dijo algo como Nuestros padres levantaron el país, nosotros lo destruimos y nuestros hijos lo pagan (no era tan así pero esa era la idea). Las dos frases reflejan algo que es cierto, triste pero cierto, pero lo que me da bronca es que están los que tienen poder de decisión sobre esto.

Cómo podemos pedirnos a nostros mismo (esta generación) o nuestros hijos esta carga si el mundo no ayuda. Esto también va para aclarar por qué muchos jóvenes no tienen la más mínima intención de tomarse esta frase en serio.

A lo que voy es que en paises (por no decir el mundo) donde la educación, la seguridad y la salud son cosas para privilegiados la cosa no puede funcionar.

Yo sigo pensando que todo es posible, pero puedo ver que es muy entendible para una persona decepcionarse y pensar “para qué voy a hacer un cambio si hay miles de personas que hacen lo contrario, mejor me dedico a pasarla lo mejor posible en mi tiempo”. Y acá no hablamos de grandes hazañas… los cambios se van haciendo de a poco también. Lástima que para que lleguemos a un cambio radical sea necesario justamente, un problema radical y siempre tengamos que crecer de golpe.