Revelación

Quería algo y decidí que no podía esperar a que llegara. Las cosas no funcionan así aunque nos digan lo contrario. Entonces, de apoco, con pequeños pasos, empecé a buscar. Fracasé, pero tenía el impulso y las ganas de seguir queriendo. Logré cosas nuevas, quise mas, me llamaron la atención otras cosas en el camino que no hubiera descubierto si no me hubiera movido en un principio. Hice amistades y quizás algún enemigo. Perdí, lloré, me lastimé, me lastimaron, salí golpeado y coleccioné nuevas cicatrices mentales. Al final, caí rendido. Solo. Porque cuando uno busca algo de importancia para uno los amigos y la familia son soporte, pero no pueden acompañarlo. Hay caminos que se recorren en soledad. Y sin querer cuando volví a tocar fondo, cansado, levanté la vista y encontré lo que buscaba.

Ahora me doy cuenta de que a mi ritmo, rápido por momentos y lento a veces, pero mi ritmo al fin; siempre fui para adelante…  nunca había descansado. Logré lo que quería sin darme cuenta. Y eso no me hace disfrutarlo menos. Ahora, cuando miro atrás y reevalúo me doy cuenta de que muchos de los fracasos no fueron asi. Me doy cuenta de que afronté muchas situaciones de las que no me creía capaz, en el impulso de llegar mas lejos uno salta mas largo sin darse cuenta. Me doy cuenta que mas de una vez quise, intenté y pude. Superé miedos.

Perdí tanto para encontrarlo todo, y en el camino, crecí.

Y no me había dado cuenta hasta ahora.

Dedicado a Noe, vos sos lo que había estado buscando.

El post que hubiera querido leer hace mas de veinte años

свети илияCuando era chico, como todos los chicos, me preguntaba cómo sería ser grande. Vivir sin ciertas restricciones y las preguntas banales de siempre: cómo se vera la vida con unos 30 cm mas, tener barba, etc, etc, etc. Supongo que todos tienen sus “quisiera” favoritos.

También esta esa cuestión que uno siente, al igual que como uno descubre siempre amargamente, que se esconden verdades. Como en el negocio que esconde un ingrediente secreto, por codicia o por verguenza, o simpletemente por ignorancia hay como un pacto secreto de revelar detalles. Creo que a esta altura del partido es por pura desilusión.

Entonces voy a romper todas esas reglas, esta es mi carta a ese Ramiro… una especie de máquina del tiempo:

La verdad, ser grande, no se siente para nada diferente. Asi como te sentis hoy te vas a sentir el resto de tu vida, no hay cambios de magnitud. Tambien es que todo pasa tan lento que uno no ve los pequeños cambios hasta que se hacen grandes… en general la vida en si es la misma.

Lo que si cambian son las perspectivas, la forma de ver las cosas. Y no siempre para bien. El problema esta en que uno siempre cree llevar el camino correcto y casi siempre se equivoca, pero tranquilo, no es de las cosas que mas duelen. Desde aquellos días pase por varias etapas, creo que lo peor fue  los 19, ya después de haber vivido un par de trabajos y enfrentarme al mundo real cuando me di cuenta (acompañado de una gran depresión) de que el mundo es injusto. Se acabaron las ilusiones de un futuro mejor, aunque en ese momento no lo reconocía como en estas líneas, sin embargo, y seguramente por el impulso de una buena familia y valores y de vuelta, sin saberlo en ese momento, de alguna manera hice un pacto conmigo mismo de seguir adelante e intentar a pesar de todo. Al fin y al cabo la frase “si no puedes contra ellos, úneteles” es solo para los imbéciles. Eso no ha cambiado, prefiero mimetizarme por un momento y tomar impulso a sumarme a las filas de la decadencia, sea cual sea su forma.

Después pase por épocas de éxito laboral, profesional, éxito en el amor, de pensar que mi esfuerzo lo valía todo, que el que no tenia era porque no quería, que equivocado estaba… me tomo varios años, desilusiones amorosas y laborales, pasar épocas tristes y de poca plata para ver el balance… es muy fácil decir que todo se puede desde el éxito.

Como siempre nunca discriminé a la hora de hacer amistades y eso siempre fue un ancla a la realidad, ya que la realidad somos todos, no el que gana bien, o el que tiene éxitos ni el que no tiene nada… todos, absolutamente todos. Esa fue otra gran lección aprendida temprano pero asimilada tiempo después. Nos hemos olvidado de la simbiosis de vivir, creemos, por vivir en un mundo competitivo y materialista, que el individualismo es posible… que gran mentira. Sin embargo dificil de ver también ya que en los aspectos importantes de la vida como el trabajo, el amor y la felicidad hay tantas cosas y gente que es fácil dejar de ver los huecos que deja una persona y llena otra… pero siempre diferente. Y asi vamos gastando espacios y experiencias a medias diciendo que vivimos plenamente, como la familia que hace un tour de 10 días por Europa y dice conocer el viejo continente.

A todo esto, seguramente dentro de 10 años pensare un poco diferente, pero las piezas se han ido acomodando de una forma en que uno ve, a pesar de que el juego tiene unas reglas torcidas, que el tablero no es mas que una parte de un todo mas grande.

Los desamores, las amistades que cambian y la soledad fueron, son y serán los peores enemigos de uno. Con amor, amistades (y música) todo es sobrellevable. Lamentablemente para una persona que no se adapta a reglas sociales siempre es complicado vivir bajo una reglas que no gustan.

Volviendo al tema de los secretos, si es cierto, la gente los guarda y vive en base a ellos. El secreto, en el fondo, es la vergüenza de vivir en un planeta en donde todo es posible pero no aprovechable por las reglas que hemos heredado y que mantenemos estúpidamente. También el de la mentira por beneficio propio. Después de años de análisis mental, prueba y error e investigar el problema reside en nosotros mismos. Somos la única especie dispensable del planeta… y por esa misma creencia de creer que somos lo mejor, es decir, todo lo contrario a lo que somos en este momento, meamos fuera del tarro mas de la cuenta justificándonos en nuestras propias victorias que son igual o mas fallidas que nuestro ego. Ese es un punto importante… en cuanto uno se da cuenta de que uno es como un enfermo y que las decisiones pueden no estar basadas en algo sólido ahi es cuando uno empieza a tomar mejores decisiones, ya que deja espacio para un margen de error y no va de frente, práctico y directo, pensando que no va a haber consecuencias. Esa agresividad que te molestó siempre se va a intensificar con los años, quizas porque uno se va haciendo mas sensible a ella.

Otro punto importante es aprovechar el tiempo… a esta altura del partido, cuando las cosas dejan de sobrar, uno se apura mas. Deja de lado vergüenzas, medidas y también ahorra mas, de todo. Las amistades y los amores toman dimensiones épicas, el trabajo y esa sed de superación se calman. También en parte por reconocer de que estuvimos en la carrera de otro. La superación personal es lo mas importante (y el legado que uno deja) pero ya con una visión general. Puestos y dinero son reglas fallidas, malas.

Con el tiempo el tener o demostrar cosas se vuelve estúpido, yo creo que a mi me agarró temprano eso, pero me parece bien asi. Como dice una de las canciones que estoy escuchando ahora que dice algo como que ya no tengo tiempo para los gritos y las alzadas de voz.

En fin ese es el resumen. Llegar a viejo tiene lo decadente de tener las herramientas y el entendimiento y no tener nada en que usarlas. El mundo se ha vuelto una máquina industrial que como siempre mide el éxito personal, la visibilidad y el dinero a los valores reales de la vida: ser feliz. Lo triste es ver avanzar (en este juego con un final terrible) a la gente y festejar el éxito mientras las personas de valor quedan a un costado esperando o luchando por un cambio que parece no llegar.

Si, es desmotivante pensar que de aca a unos años haya una guerra, un gran reset general, pero de apoco y cueste lo que cueste seguiremos haciendo la mínima diferencia por un cambio.