Una historia de motivación

Desde chico había música en mi casa. Mi mamá y papá no son músicos, pero tenían una colección modesta de discos y cassettes. Son los 80s y cada viaje en auto, corto o largo, estaba acompañado de música. Quizás gracias a los viajes al “Terreno” debo mi apreciación a la música en conjunto con un ambiente (seguramente prenatal) cargado de música. Nota al margen: El “Terreno” es el lugar que compraron mis papas mas o menos al tiempo de nacer yo. Se hizo una casa que siempre estuvo en arreglos y que sirvió para muchas vacaciones y actividades. Mientras escribo esto me pregunto si por llamarla “El Terreno” eso haya influido a ese estado de finalización inconclusa. Totalmente anecdótico.

Volviendo al tema principal. En los viajes, los silencios hacen que uno se mezcle mejor con la música y en medio de esos viajes con Serrat, Quilapayún, Silvio Rodriguez, Victor Heredia y otros llegué a los 8 años. Y no recuerdo bien por qué (publicidad, seguramente) pedí mi primer cassette que era Thriller de Michael Jackson. En realidad debo aclarar que no estoy seguro si ese fue realmente mi primer cassette pero no hay muchas opciones. Era Thriller, un compilado de canciones pop o el All The Best de Paul McCartney.

En la escuela tenía compañeros que escuchaban música que no era la que yo estaba acostumbrado a escuchar… estamos hablando de chicos de 8 años todavía. Asi conocí The Cure, Soda Stereo, Enanitos Verdes y otro montón de bandas que no recuerdo ahora. No se cómo ni cuándo en ese período escuché dos bandas que fueron las que realmente me llegaron e influenciaron en la idea de empezar a tocar: Europe y Pink Floyd. Los solos sobre todo y la sensación que producían (y siguen produciendo esas bandas y otras que siguieron) es el sentimiento que desde aquellas épocas me motiva a tocar.
No entendía las letras pero eso pronto cambió con las clases de inglés particulares a donde nos mandaban a mi hermano y a mi nuestros papás… el equivalente del día de hoy de que los niños aprendan Mandarín. Por suerte las clases, mayoritariamente y hasta antes de empezar la secundaria, nos la daba Cathy que era la paciencia en vida para enseñarnos. Excelente maestra y no se qué formación habrá tenido (cosas que me pregunto ahora) pero intentaba diferentes métodos ademas del libro Streamline para que aprendamos sin mucha complicación. Uno de esos métodos era sacar letras. En esa época no había Google asi es que Cathy las sacaba en la clase o fuera de ésta. Eso no solo me ayudó a aprender sino que fue una costumbre o gusto que nunca dejé, la de leer y entender las letras, me dio otro nivel de apreciación y descubrí que muchas canciones insulsas pueden cobrar vida si la letra es buena o transmite algo.

Hasta acá quiero mostrar algo de universal importancia en toda esta historia, y es la necesidad de que el ambiente sea propicio para desarrollar una apreciación. En este caso, es la música, pero puede ser cualquier otra cosa. Padres que escuchan música, música en la casa, el auto, compañeros de escuela… incluso en la parte educativa, la importancia de rodearse de gente dispuesta, que no hace las cosas por presión o si ese es el caso lo hace más por gusto y profesión que por el dinero. Gente que comparte y enseña y un ambiente propicio, esa es la clave. A veces me pregunto ¿Qué hubiera pasado si mis papás no hubieran sido de clase media? ¿Me hubieran negado comprar música? Quizás no por maldad sino por falta de presupuesto. O qué hubiera pasado si mis amigos hubieran tenido mala infancia y en vez de compartir y hablar de música hubieran encontrado mas productivo burlarse de mi o ignorarme por alguna diferencia no natural. Qué hubiera pasado si mi profesora de inglés hubiese sido una amargada del tipo “Presten atención al libro y ya” o “No me pagan para esto”. La creatividad no es un don, se ejercita también.

De vuelta a la historia. Resulta que mis amigos deciden formar una banda, pero es el año 87 y nos mudamos de Belgrano a Vicente López, son apenas 20 kilómetros pero es un mundo. No se si ellos llevaron a cabo su plan, pero yo me lo tomé en serio y entre mi gusto y esa meta me metieron a estudiar guitarra (a pedido= en un lugar que se llamaba Arte Vivo y ahí hice casi un año de música popular / clásica. Ahí tuve mi primer contratiempo con la música. Pero antes de contarles eso debo mencionar dos cosas: 1) Era tal mi fiebre de esperar a que me compren una guitarra que una vez agarré una caja de zapatos, le hice un hueco y le puse bandas elásticas. 2) Mi primer profesor fue Máximo Pujol. Años después me enteré quien era, a nivel de músico. Y con eso quiero volver al concepto de accesibilidad e importancia del ambiente. Hoy día Máximo Pujol es un guitarrista muy conocido, lo pueden buscar en Google y ver videos y toda la cosa.
Debo confesar que gracias a que la música popular no me llamó la atención hasta años después y la clásica no tanto, siento que no aproveché esas clases. Pero era un chico de unos 9 / 10 años. Lo que si les puedo decir y este es otro concepto del que quiero hablarles es que no muchos años después escuché mas música de ese tipo porque ya había tenido un encuentro anterior con el género, en esas clases. Con esto quiero decir también que el concepto de fracaso es totalmente virtual. Nadie me puede quitar lo aprendido ni lo absorbido y muchas cosas que se absorben no se despiertan hasta tiempo después. Todos tenemos barreras, pre conceptos y prejuicios, quizás si no me hubieran enviado a esas clases nunca hubiera apreciado la música clásica y la popular o hubiera tomado más tiempo en hacerlo. Además no es solo apreciar una cosa más, es obtener un parámetro más para no discriminar y reconocer una diversidad que para muchos asusta (“Ehh el pop es de maricones, el metal es de machos”).

Al final de ese período había una muestra y mi profesor vio que yo estaba flojo. Ahora puedo reconocer en esos años los primeros síntomas de burnout y agotamiento mental causados por diferentes presiones en la escuela, estilo de vida en general  Supongo que hoy día me hubieran diagnosticado con principios de TDAH ya que para esas mismas épocas conocí un vicio que aun me acompaña: el de las computadoras. Pero esa es otra historia que retomaré más adelante. La cuestión es que me costaba practicar, no encontraba las ganas. Entonces el profesor me dijo sincera y directamente que si para el último ensayo no salía bien entonces que era mejor que no participara. De todas formas me dejaron y esa charla surtió efecto. Por presión a fallar practiqué y practiqué. Como siempre nunca sentí estar cómodo, pero aun así fui. Creo que es la segunda o tercera vez que pienso en eso en detalle. Recuerdo que practiqué hasta el último momento y antes de salir repetí el ritual de lavarme las manos con un jabón de glicerina ya que las manos me sudaban y temía equivocarme.

Toqué, salio bien, pero eso me enseño que a veces no es solo lo que a uno le gusta, también hay que ponerle. También (y años después lo entendí mejor) tuve mi primer dosis de que a veces el placer de lo que uno hace se disfruta después y no durante.

Nota: este post se hizo largo y hay otro de igual o mayor tamaño esperando. Lo que empezó como una reflexión y muestra de varios puntos se hizo grande, entonces lo voy a tirar por partes. Espero le haya gustado y aportado.

Aprender de lo que te da la vida

Las verdades son casi siempre ilusiones. Cuando uno aprende que uno es imperfecto, como seres humanos, y no como una creación basada de alguien perfecto, Dios, entiende que todo es relativo. Es una práctica que nunca termina y que pocos saben que es elemental. Aunque dificil, porque siempre lo es, uno tiene que aprender a cuestionar todo: las enseñanzas de los padres, de la religión, de la escuela, la universidad, uno mismo. Ya que al entender que todos nos podemos equivocar también entendemos que los otros no estan escentos de error. Esto, es el método científico.

La verdad, la verdadera verdad, parece estar mas en la naturaleza misma, sin olvidarnos que nosotros somos una parte de la naturaleza, quizas el último producto evolutivo pero no por eso el mejor. Hay que entender que sin la naturaleza, sin nosotros mismos se podría decir, no somos nada. Sin las bacterias que habitan nuestro cuerpo morimos. Sin el sol, morimos, sin la tierra morimos.

Entender que si bien puede que seamos los últimos no somos el final y esto nos pone en un período de pruebas. Esta comprobado que si nosotros, por nuestra propia estupidez, perecemos, la tierra lo va a sentir, pero con unos miles de años nada queda que atestigue nuestro paso por el universo. Esto es superviviencia, un bien común o una muerte en común.

Para llegar a estas verdades hay que estar dispuestos a escuchar, y no solamente en un nivel verbal. Desde pequeño me interesaron la astronomía, la música y después la computación. No hace falta ser un experto en cada materia, si uno escucha, entiende lo que cada ciencia y arte tiene para decir, uno tarde o temprano entiende. Siempre cuestionando claro.

Por ejemplo, la computación me enseño a que para crear un programa, resolver un problema no es solamente crear formularios bonitos y pantallas lindas con diseño, existen patrones: operaciones que se repiten, acciones que se repiten que pueden ser agrupados en funciones y en clases. Con el tiempo me di cuenta que este tipo de método se usa en biología y otras ciencias. No es sorpresa que en la naturaleza existan estos patrones en diferentes niveles y volvemos al concepto de que nosotros emulamos los mecanismos de la naturaleza. De hecho Carl Sagan decia que nosotros somos el producto de la naturaleza para conocerse a sí misma gracias a nuestro carácter inquisitivo.

Este tema de patrones, clases, funciones y propiedades me llevó a pensar que si ciertas propiedades cambian de lugar en la jerarquía, en la manera de “ejecutar” cosas o simplemente si una clase, función no funciona de manera óptima el sistema falla. Puede funcionar, si. Pero en algun plazo falla. Esto obviamente me llevó a reflexionar sobre los sistemas bajo los cuales vivimos hoy día.

La ciencia me enseño a que lo que se enseña en diferentes lugares es secundario. Gracias a estos sistemas fallidos nos presentan la ciencia como algo inexplicable, dificil, solo para unos pocos, cuando en realidad la ciencia es el método científico, el cuestionarse, el investigar, si se puede reproducir, tiene lógica y es predecible, entonces está bien, sino esta mal o momentáneamente mal. No olvidar que uno no tiene todas las respuestas, algo que no se puede verificar ahora no quiere decir que no se pueda después. La ciencia no es una dictadura. Es simplemente el mejor método que tenemos de saber si algo es cierto o no y entenderlo.

La música me enseño a que ademas de toda la ciencia, métodos, sistemas existe algo mas dentro de nosotros. No hay manera de describir la senación de curarse, de respirar aire fresco después de un día de encierro, de dormir, de las ideas e imagenes que se despiertan cuando escucha cierto tipo de música.

Esto, con todo lo anterior me mostraron que no hay mejores, lo que le gusta auno no le gusta al tro y punto. Concursos, competencias, todo se reduce a algo estúpido cuando uno siente. A algunos les gusta la noche, a otros el amanecer. ¿Quién es el mejor?

De la misma manera, un médico puede aprender a entender, respetar, amar de una manera diferente a un electricista. Los ejemplos no terminan… y tampoco quiero dejar de lado a los informales y autodidactas de los cuales me considero parte. No hace falta tener un título para ver estas cosas. Basta con observar, recordar, comparar, tratar de pronosticar, el método científico, y se puede aplicar en cualquier cosa. Si te satisface aprender viendo cómo se comporta la gente en un supermercado, una pulpería tarde o temprano vas a entender muchas cosas asi como yo aprendí con las mias. Títulos, universidades y expertos son solo títulos en un sistema cuestionable. El conocimiento no tiene dueños y cuanto antes uno entiende esto también conoce a los verdaderos sabios, que muchas veces no tienen títulos ya que la naturaleza no tiene instituciones.

 

Música, lugares, Black Sabbath y la máquina del tiempo…

Una de las cosas que más me gusta de la música es esa capacidad de llevarlo a uno de vuelta a algunos momentos. Vaya uno a saber que conexiones raras se hacen en el cerebro para que un tema quede grabado inclusive en momentos que quizás no tienen sentido ni utilidad alguna.

Asi hoy buscando pasar el aburrimiento me puse a escuchar canciones de Black Sabbath, dos discos muy buenos para mi: Dehumanizer y Cross Purposes. Digo sin sentido ni utilidad porque con Cross Purposes me recuerdo sentado en un colectivo por Buenos Aires, volviendo de uno de mis primeros trabajos en el centro. Me puedo acordar de ese momento.

También me acuerdo jugar video juegos, X-Com y de fondo Ozzmosis de Ozzy Osbourne.

No se qué tanto otras personas practican esta actividad extraña pero de vez en cuando escucho algún tema para acordarme de ciertos momentos de la vida o para tratar de fijarlos en la memoria… casi siempre funciona al revéz, cuando uno menos lo piensa.

Pain of Salvation (Kingdom of Loss)

Desde hace un tiempo estoy escuchando una banda que se llama Pain of Salvation. Al principio, cuando veía el nombre en sitios de música no le dí mucha bola porque pensé que era una banda Cristiana o algo por el estilo… sorry Cristianos, nada personal :D.

Para mi PoS (Pain of Salvation) es como una versión más de esta época de lo que fué Pink Floyd. De hecho cada disco es conceptual, es decir, el disco entero, las canciones, se centran en una temática específica. Asi tenemos por ejemplo el disco One Hour by the Concrete Lake (Una hora al lado del lago de concreto) que trata sobre la historia de un tipo que trabaja en defenza de estado y comienza a cuestionarse qué tan bien le hace su trabajo al entorno y decide, en una búsqueda personal, a  visitar los lugares en donde su trabajo tomó acciones. Hay una letra que habla sobre el agua y la pobraza, en otro momento la posteo también. Otro disco, Remedy Lane, habla sobre relaciones, sexo y humanidad en general. Muy bueno también.

Esta letra es del disco Scarsick (2007) que es como la continuación de otro disco The Perfect Element 1 (quizas el mejor disco de la banda) y habla sobre consumo.

Lo que me llamó la atención además de que la música es excelente es que es cierto, aunque la letra suene exagerada y pesimista para muchos… puede haber crisis, hambruna, lo que sea… pero el mercadeo siempre está presente y hasta parece que en aumento cuando hay problemas… ¿raro no?

El Reino de la Pérdida (Kingdom of Loss)

Alguien nos vende Juguetes™ en un dibujo animado barato
Alguien nos vende Autos™ en la última de Bond, que se estrena pronto
Alguien nos vende Tendencias™, a travez de una estrella de comedia (en inglés Sitcom – Situation Comedy – Star)
Alguien se vende a sí misma, en un documental – reality (en inglés Docu-Soap), que va demasiado lejos
Vida™ en venta!

(Hablado) “¿Alguien me puede decir que está pasando?
Digo, primero pagamos por comida rápida que nos va a hacer más gordos y sentirnos cansados
Entonces después pagamos por ascensores para evitar subir las tres escaleras hasta nuestro departamento.
Después compramos la maquina maldita Stairmaster™ para poder quemar mientras miramos a alguien haciendo comida de verdad por televisión.
Ahora, si eso no nos hace ganadores, no se qué lo hará.
Apuesto a que nos ahorcaríamos todos si el mundo nos cortara las comodidades
¿Y ahora pensás que tenes que ver a un psiquiatra?,
¿Para sentirte vivo/a otra vez? – ¡si!, ¡ese es un plan!
Nada mas digannos a quién hay que pagarle”

Alguien nos vende Hombre™ en un discurso de la Casa Blanca™
Después aparece una Mujer™ bien apretada entre dos pechos que se balancean, en una playa de Baywatch™
Alguien vende Nostotros™ en todo lo que veo
Después nos presenta a Ellos™ para ganar acciones con nuestra conciencia.

Todo en venta, Todo en venta

Bienvenido/a al planeta Tierra™
Por favor no nos preguntes qué es lo que vale
Te vas a dar cuenta de que el planeta que encontraste
Está un poco golpeado y desgastado

Alguien nos vendió cada mancha
Pero si querés quejarte
Hay un espacio abierto a las 6 PM
Es cuando Caucasia (supongo que se refiere a algún programa de estos a donde “escuchan” problemas de personas) está escuchando

Si vas a desgarrar mi mundo
Por favor tratá de hacerlo con gentileza
Hay amor adentro
Por un sueño que tiene que morir

(Hablado) “Ven, todo se trata de tiempo y elección
La comida rápida nos ahora el tiempo justo para tener el almuerzo exactamente en el tiempo que queremos.
Los ascensores nos ahorran un poco mas, el StairMaster™ nos deja elejir exactamente cuándo subir las escaleras.
El tiempo es tan importante en esta época, se esta volviendo una puta enfermedad, y supongo que en cierta manera es como tiene que ser ya que está destinado a matarnos a todos al final.
Ahora, con todo el tiempo y la plata que acumulamos a expensas de otros,
Solamente puedo asumir que las entradas al infierno deben ser en verdad caras
Por alguna razón, es importante ser el primero en la fila”

Alguien nos vende Dios™ en 2×1 con Verguenza™
Alguien nos vende Guerra™ y el marketing es el mismo
Alguien nos vende Mierdo™ en la TV todos los días
Una forma para cada preferencia; si el sabor es el correcto, compramos con gusto

Todo en venta,
Estamos todos en venta

Bienvenido/a a la única Tierra™
Por favor disfrute su único nacimiento
Aprenderas a tomar mas de lo que entregas
Comprar cicatrices con las que vivir toda la vida
Alguien nos vendió todas las cicatrices
De alguna manera nos hicieron lo que somos
Todos queremos ese espacio a las 6PM
Pero nadie en realidad está escuchando

No – nunca más
Estamos todos muy ocupados comprando Sexo™, comprando Guerra™
Comprando Confianza en Nosotros Mismos™, Seguridad™, Seguros™
Comprando Mas & Mas™

Mientras desgarras nuestro mundo
Por favor tratá de hacerlo con gentileza
Todavía hay amor adentro
Por el sueño que tiene que morir

Mientras desgarrás nuestro mundo