¿Cómo sería vivir en una Economía Basada en Recursos? Parte 1

EBR - Introducción

Estoy de pie frente a la casa que alquilaba hace unos años. Las rejas ya no están, la pintura se descascara, no hay puerta de entrada. La casa en general esta en un estado avanzado de abandono. La casa de al lado esta en condiciones similares. De hecho toda la cuadra presenta el mismo nivel de abandono y en su mayoría el barrio completo. Pero no ocurrió ningún saqueo, ninguna epidemia apocalíptica o ninguna guerra. Por lo menos no por estos lados.

Esta es una escena típica de algunos barrios de Costa Rica y de todo el mundo después de establecer una Economía Basada en Recursos (EBR). Pero ¿qué paso? ¿este es el futuro en una EBR? ¿Casas destruidas, hambre, conflicto? No, mas bien todo lo contrario.

Mi casa esta ahora un poco más lejos, voy a hablar de eso después. Estoy de vuelta en este barrio porque me ofrecí; porque conozco la zona. Estoy participando en un tour de minería de recursos. Básicamente las ciudades como las conocíamos a principios del siglo XXI eran obsoletas, lo fueron por mucho tiempo. Si se lo ponen a pensar, los materiales cambiaron, pero la arquitectura, fuera de las formas, era casi la misma, los sistemas de drenaje, las distribuciones. Los interiores igual, los inodoros no cambiaron por siglos, usábamos un galón completo de agua por una meada. El reciclaje no formaba parte de lo energético ni del ahorro sino mas bien (en muchos casos) de reciclar el exceso. La cantidad de hierro, electricidad y otros recursos que se utilizaban solo por temas de seguridad (portones, rejas, cercas eléctricas, alarmas, timbres, circuito cerrado) era enorme y no se aprovechaba para nada la energía solar. Todo se construía o crecía según las necesidades del momento, apenas planeando, a corto plazo. Con el tiempo, sistemas viales, de aguas, de energía, perdían eficacia con todo el despilfarro de recursos, tiempo y energía que hacía continuar el círculo vicioso.

Las ciudades nuevas, que fueron planeadas desde la base (literalmente) para ser autosuficientes y sostenibles ahora están alejadas de las ciudades viejas y parte de la recuperación del ambiente incluye tareas como esta, hacer giras o tours a las ciudades antiguas, ir en equipos y con equipo y desmantelar los que queda útil para reutilizarse o reciclarse. Como mencioné, solo en metales es increíble ver lo inoperantes e ineficientes que éramos.
Suena aburrido, pero en realidad es como ir de campamento. La gente hoy día es tan productiva y al mismo tiempo tiene tanto tiempo libre que se ofrece como voluntaria para hacer este tipo de tareas.

Tenemos ayuda, somos varias personas, muchas veces de diferentes paises (gente que quiere conocer cómo era Costa Rica antes de una EBR) y si bien gran parte del trabajo se hace a pie estamos acompañados casi todo el tiempo de vehículos inteligentes en donde se colocan los materiales. Algunos de estos materiales son reciclados mientras los vehículos se desplazan, algo así como un camión de basura moderno, semi robotizado que procesa los productos a su paso. De hecho se ven muy bien y da gusto trabajar con ellos. Facilitan mucho la tarea.
Claro, hay peligros, las ciudades están abandonadas, descuidadas, cayéndose a pedazos y llenas de animales aun re adaptándose al entorno. Así como yo participo en el equipo que desmantela, desarma y carga materiales hay otras personas en equipos con un enfoque mas biológico que se dedica a tomar muestras y revisar animales con problemas o conductas agresivas.

Tenemos un plan, lo seguimos y por momentos hay descansos, fogatas, comidas, gente que lleva instrumentos, trabaja, charla o simplemente ve películas dentro de los vehículos de vivienda… algunos, según la zona, optan por acampar de la manera clásica, en tiendas. Se conoce gente, se ayuda, se hace un trabajo de reconstrucción y se hacen estudios científicos de todo tipo, todo bajo el mismo proyecto.

¿Qué cuánto gano por hacer todo esto? Nada, cero, no me pagan nada. En la próxima entrega les cuento por qué esto no me molesta en lo absoluto, mas bien, todo lo contrario.